No se lo pierda
Home » Consejos » Abstinencia sexual: efectos adversos
Abstinencia sexual: efectos adversos

Abstinencia sexual: efectos adversos

Desde luego a nadie le gusta pasar por épocas de abstinencia sexual, porque evidentemente tener sexo regularmente es mejor que no tenerlo. Pero es que, además, existen multitud de efectos adversos que la abstinencia sexual genera en nuestro cuerpo y nuestras vidas. Lejos de ser algo beneficioso, como hay personas que suelen creer, la abstinencia sexual genera muchos males y yo la desaconsejo totalmente. Veamos algunos ejemplos:

1. Poco sexo lleva a menos sexo: así es, en épocas de abstinencia sexual nos apetece menos tener sexo y la cosa solo puede ir a peor. De igual manera que cuanto más se practica más apetece, a la inversa también ocurre. Por eso cuando se entra en una época de sequía, parece que vaya a alargarse sin fin… ¡No caigas en ella!

2. Inseguridad y baja autoestima: evidentemente si estamos en época de abstinencia sexual en contra de nuestra voluntad, nuestra seguridad y autoestima pueden verse seriamente resentidas. Sientes que nadie te desea y entras en un bucle de tristeza realmente dañino. ¡Practica mucho sexo para sentirte bien contigo mismo!

3. Sin sexo crece el estrés: practicar regularmente sexo es un seguro anti-estrés que, como mínimo, lo mantendrá a un nivel más bajo que si practicamos abstinencia sexual. Además, estudios apuntan a que la penetración lleva a un mejor equilibrio mental y físico, ¡todo ventajas!

4. Riesgo de disfunción eréctil: amigos, esto no es broma y es un riesgo que realmente asusta. La abstinencia sexual puede llevar a los hombres a sufrir disfunción eréctil, mientras que mantener una vida sexual activa hace mantener la potencia incluso en edades avanzadas. Yo, sin duda, no me voy a arriesgar a perderla en ningún caso.

5. Defensas más bajas: el sistema inmunitario también se ve afectado por la abstinencia sexual, debido a una menor concentración de inmunoglobulina, un anticuerpo que nos defiende de los resfriados y la gripe. Así, si practicas poco sexo serás más propenso a resfriarte y ponerte enfermo. Y, ¿quién quiere eso?

Por si el sexo no fuera bastante bueno por sí solo, aquí tienes unos cuantos motivos de peso para asegurarte de practicarlo regularmente. 😉

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*