No se lo pierda
Home » Glosario del Sexo » La andropausia o menopausia masculina: síntomas y cómo combatirla
andropausia

La andropausia o menopausia masculina: síntomas y cómo combatirla

Si las chicas tienen la menopausia acechando más allá de los cincuenta, lo cierto es que los hombres tampoco pueden descuidarse en exceso. Y es que la realidad es que la andropausia, vinculada a la reducción paulatina de testosterona (1-2% anual), afecta de formas muy diversas a la vida sexual y cotidiana de casi la mitad de los hombres del mundo.

La llamada menopausia masculina —también conocida como hipogonadismo— va mucho más allá de perder parte de la potencia sexual y, por norma, afecta a siete niveles que es básico tener en cuenta para combatirlos adecuadamente e, incluso, acudir al médico para una valoración exhaustiva.

Estos son:

#1 Las erecciones son “menos firmes” (se reduce la potencia sexual)

#2 La disminución de la testosterona afecta directamente al deseo sexual o libido

#3 El tamaño de los testículos se reduce, así como la cantidad de semen que producimos y la intensidad con la que eyaculamos

#4 Vinculado a todo ello, puede aparecer insomnio, falta de apetito y cansancio físico o mental

#5 Los episodios de ansiedad, depresión o nerviosismo son habituales Para evitar al máximo estos achaques, que también debemos asumir que son parcialmente irreversibles, es recomendable acudir al médico a realizarse estudios anuales sobre antígeno prostático y no olvidarse de controlar, periódicamente, las enfermedades que padecemos, si es el caso.

Asimismo, lo más importante es evitar excesos (obesidad, alcohol, tabaco…), mantener una dieta saludable (las carencias de calcio y los ácidos grasos omega 3 están muy vinculadas a los problemas de andropausia), beber suficiente agua y ejercitarse todos los días. Sumado a todo ello, en la actualidad muchos hombres han encontrado fuentes fiables para reestablecer los niveles de testosterona (aunque no igualarlos a los de ellos mismos con veinte o treinta años menos, claro) a través de la acupuntura y la medicina homeopática, dos alternativas que, llegado el caso, pueden ser muy interesantes para combatir los síntomas que hemos citado al inicio del artículo.

Por último, resaltamos que se trata de un cambio entre hombres que cada persona vive de una forma y que, ante todo, no deberíamos obcecarnos con los síntomas, sino más bien con las alternativas que, hoy día, tenemos a nuestra disposición; en esta línea, y sumado a todo lo anterior, existen inyecciones de testosterona bajo tratamiento que permiten regular los niveles con solo cuatro dosis al año. Así que menos llevarse las manos a la cabeza y más disfrutar, ¿o no?

3 comentarios

  1. Huyan del estres ahora con tanto paro este problema nos come y nos convierte en hombres sin libido

  2. No le da todos hay hombres de mas de 70 que son un ciclón en la cama

  3. PERO NO HAY MANERA DE QUE LO ENTIENDAN, PARA ELLOS NO EXISTE Y QUIEREN INSISTIR HASTA QUE MUEREN, ¡VAYA PUTOS FOLLONES!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*