No se lo pierda
Home » Consejos

Consejos

Relájate, ten paciencia, que no te vea con prisas, prepara un plan B, escucha para saber lo que quiere en la cama…. te diré lo que me funciona y lo que no.

Eyaculación retardada: ni tanto ni tan poco

La ambición de muchos es hombres es conseguir aguantar sin llegar al orgasmo el máximo tiempo posible. De igual manera, el gran temor de otros tantos es sufrir la disfunción sexual llamada popularmente “eyaculación precoz”. Sin embargo, existe otra disfunción que lleva a todo lo contrario: la eyaculación retardada. Esto, que en un principio nos puede sonar a ventaja más que a inconveniente, es un problema que sufren bastantes hombres.

En la eyaculación retardada al hombre le cuesta mucho tiempo llegar al orgasmo. Mucho, demasiado, de hecho. De manera que llega a frustrarse y cada vez le cuesta más, al mismo tiempo que su pareja acaba cansada, aburrida y hasta dolorida. Visto así, sí parece un problema, ¿no os parece?

Si es tu caso y crees que puedes sufrir eyaculación retardada, no te preocupes amigo. Existen causas concretas que llevan a esta situación y soluciones que se pueden practicar para salir de ella. Te explico, en primer lugar, las causas:

1. Malos hábitos diarios: comer mal, no dormir suficiente o no guardar la forma física con ejercicio puede llevar a este problema, así como a infinidad de enfermedades.

2. Medicamentos: los antidepresivos y los ansiolíticos son conocidos por poder crear problemas sexuales, y en este caso también pueden afectar los antihistamínicos.

3. El estrés diario: el estrés es el causante de muchas disfunciones sexuales, entre ellas la eyaculación precoz y la eyaculación retardada.

4. Alcohol y drogas: si alguna vez te has pasado con las copas en una cita, habrás notado que no había manera de llegar al orgasmo. El efecto del alcohol y las drogas en la sexualidad es directo pero también indirecto, a la larga puedes tener problemas irreversibles.

5. Ver demasiado porno: si te acostumbras a masturbarte a menudo con vídeos porno, puede que las relaciones sexuales convencionales no consigan estimularte lo suficiente para llegar al orgasmo.

¿Te reconoces en alguno o varios de estos puntos? Pues ya has encontrado el motivo de tu eyaculación retardada. Si ves fácil hacer los cambios necesarios en tu vida para mejorar la situación, no dudes en hacerlo, aunque siempre será más sencillo con la ayuda de un psicólogo especializado en sexualidad.

Si por el contrario no crees que ninguna de estas causas sea la que está creando tu eyaculación retardada, es momento de acudir a tu médico para descartar problemas físicos que te estén impidiendo eyacular con normalidad. Sea como sea, ¡seguro que tiene solución!

Este año vas a ligar como nunca

Seguro que con el cambio de año te has propuesto ligar mucho más, ¿a que sí? Todos lo hacemos, incluso los que no tenemos ningún problema para pillar cacho muy a menudo. Es algo innato al ser humano querer superarnos y conseguir cada vez objetivos mayores. Si quieres ligar como nunca, en el blog ya existen varios artículos que te podrán ayudar a conseguirlo, voy a recopilar unos cuantos y a darte consejos extra para que te asegures de que, definitivamente, este año puedas ligar como nunca.

1. En primer lugar, debes empezar por ti mismo. Ponte delante del espejo y decide aquello que te gustaría cambiar o que crees que te ayudaría a ligar más. Ponte en forma, cómprate alguna prenda nueva que te siente bien y cuida tu imagen al máximo. Pero también debes entrenar tu personalidad y tu encanto para poder ligar como nunca.

Te interesará saber:

– ¿Qué rasgo encuentran más sexy las mujeres?
– 7 cualidades en un hombre que las mujeres adoran

2. A continuación, analiza cómo ligabas hasta ahora. Si no estás teniendo el éxito que deseas, sin duda debes cambiar algo. Abandona los hábitos que no te funcionen y potencia los rasgos que sabes de sobra que son tus fuertes. Por ejemplo, no intentes hacer chistes si sabes que no se te da bien, seguro que hablar de tus viajes o de tus curiosos intereses tendrá mejor resultado.

Y no te pierdas este artículo en dos partes:

– Cómo NO ligar (parte I)
– Cómo NO ligar (parte II)

3. Aprende a ligar según la ocasión. No es lo mismo ligar en el gimnasio con compañeras de entreno, ligar con una amiga de toda la vida o simplemente querer ligarte a cualquier chica que te guste. Pero si lo único que buscas es conocer chicas y ligar como nunca, sin duda Internet es tu mejor aliado.

Yo te recomiendo probar FuegodeVida (yo cada día ligo más) y leer este artículo de su blog sobre el tema:

– Cómo ligar en Fuego de Vida

Aprende a superar los celos

Todos los hemos sentido, pocas personas deben existir que no conozcan la sensación tan desagradable que crean los celos. Yo también he estado ahí y sé lo mal que se pasa y lo mucho que los celos pueden llegar a perjudicar una relación de pareja. Por eso sé que cuanto antes se ataje el problema, más fácil será solucionarlo y más disgustos te ahorrarás. Porque una relación que convive con los celos está destinada al fracaso, precisamente por las actitudes que este sentimiento nos hace llevar a cabo.

Por suerte para mí, ya hace mucho tiempo que dejé atrás la actitud que me provocaba la sensación de celos y voy a intentar ayudar a todos aquellos que estén pasando por eso ahora, simplemente con unos consejos realmente eficaces.

Sigue estos pasos para aprender a superar los celos y, en caso de que nada funcione, te recomiendo visitar a un terapeuta que seguro te ayudará a conseguirlo:

1. Acepta que tienes un problema

Como en todo, si no somos capaces de reconocer el problema que tenemos, difícilmente podremos solucionarlo. Para identificarlo, piensa en las discusiones que tienes o has tenido con tu pareja a causa de tu desconfianza, piensa cuántas veces te han dicho que eres una persona celosa y piensa cuántas veces te sientes mal por cosas que realmente no tienen nada de malo, como que tu pareja salga sin ti o se vista de cierta manera.

Una vez seas capaz de reconocer sin ningún problema que eres una persona celosa, habrás dado el primer paso para superar los celos y vivir en libertad y sin más discusiones por ese tema.

2. Trabaja para mejorar tu autoestima

La mayoría de veces las personas celosas tienen una autoestima baja, por eso tienden a desconfiar de su pareja y sus sentimientos. No te permitas a ti mismo tener pensamientos negativos sobre ti, cámbialos por un mensaje positivo y de ánimo para ti mismo. Piensa a menudo en tus puntos fuertes y rodéate de gente que te apoye, huyendo siempre que puedas de las personas negativas o que te hacen sentir mal.

3. Racionaliza la situación

Cada vez que te venga un pensamiento a la cabeza que alimente tus celos, piensa si tiene algún fundamento. Dedica un rato a pensar si tienes algún argumento real para sentir celos o es todo imaginario. Si llegas a la conclusión de que no hay nada real o que son cosas pequeñas, aparta los pensamientos negativos de tu cabeza y al poco tiempo comprobarás que nada malo ha ocurrido realmente.

4. Aprende a confiar en tu pareja

¿Qué sentido tiene estar con alguien si no confías en esa persona? Piensa que cuando alguien desea ser infiel, lo consigue por cualquier medio. Si estás con tu pareja es porque confías en ella y debes partir de la base de que jamás te va a traicionar, si no será imposible que esa relación sea feliz.

Céntrate en ser feliz y disfrutar de tu relación día a día y no permitas que los celos te hagan actuar de una manera que tú no eres, de lo contrario se terminará estropeando la relación y los celos tendrán la culpa.

Abstinencia sexual: efectos adversos

Desde luego a nadie le gusta pasar por épocas de abstinencia sexual, porque evidentemente tener sexo regularmente es mejor que no tenerlo. Pero es que, además, existen multitud de efectos adversos que la abstinencia sexual genera en nuestro cuerpo y nuestras vidas. Lejos de ser algo beneficioso, como hay personas que suelen creer, la abstinencia sexual genera muchos males y yo la desaconsejo totalmente. Veamos algunos ejemplos:

1. Poco sexo lleva a menos sexo: así es, en épocas de abstinencia sexual nos apetece menos tener sexo y la cosa solo puede ir a peor. De igual manera que cuanto más se practica más apetece, a la inversa también ocurre. Por eso cuando se entra en una época de sequía, parece que vaya a alargarse sin fin… ¡No caigas en ella!

2. Inseguridad y baja autoestima: evidentemente si estamos en época de abstinencia sexual en contra de nuestra voluntad, nuestra seguridad y autoestima pueden verse seriamente resentidas. Sientes que nadie te desea y entras en un bucle de tristeza realmente dañino. ¡Practica mucho sexo para sentirte bien contigo mismo!

3. Sin sexo crece el estrés: practicar regularmente sexo es un seguro anti-estrés que, como mínimo, lo mantendrá a un nivel más bajo que si practicamos abstinencia sexual. Además, estudios apuntan a que la penetración lleva a un mejor equilibrio mental y físico, ¡todo ventajas!

4. Riesgo de disfunción eréctil: amigos, esto no es broma y es un riesgo que realmente asusta. La abstinencia sexual puede llevar a los hombres a sufrir disfunción eréctil, mientras que mantener una vida sexual activa hace mantener la potencia incluso en edades avanzadas. Yo, sin duda, no me voy a arriesgar a perderla en ningún caso.

5. Defensas más bajas: el sistema inmunitario también se ve afectado por la abstinencia sexual, debido a una menor concentración de inmunoglobulina, un anticuerpo que nos defiende de los resfriados y la gripe. Así, si practicas poco sexo serás más propenso a resfriarte y ponerte enfermo. Y, ¿quién quiere eso?

Por si el sexo no fuera bastante bueno por sí solo, aquí tienes unos cuantos motivos de peso para asegurarte de practicarlo regularmente. 😉