No se lo pierda
Home » Hombres

Hombres

Eyaculación retardada: ni tanto ni tan poco

La ambición de muchos es hombres es conseguir aguantar sin llegar al orgasmo el máximo tiempo posible. De igual manera, el gran temor de otros tantos es sufrir la disfunción sexual llamada popularmente “eyaculación precoz”. Sin embargo, existe otra disfunción que lleva a todo lo contrario: la eyaculación retardada. Esto, que en un principio nos puede sonar a ventaja más que a inconveniente, es un problema que sufren bastantes hombres.

En la eyaculación retardada al hombre le cuesta mucho tiempo llegar al orgasmo. Mucho, demasiado, de hecho. De manera que llega a frustrarse y cada vez le cuesta más, al mismo tiempo que su pareja acaba cansada, aburrida y hasta dolorida. Visto así, sí parece un problema, ¿no os parece?

Si es tu caso y crees que puedes sufrir eyaculación retardada, no te preocupes amigo. Existen causas concretas que llevan a esta situación y soluciones que se pueden practicar para salir de ella. Te explico, en primer lugar, las causas:

1. Malos hábitos diarios: comer mal, no dormir suficiente o no guardar la forma física con ejercicio puede llevar a este problema, así como a infinidad de enfermedades.

2. Medicamentos: los antidepresivos y los ansiolíticos son conocidos por poder crear problemas sexuales, y en este caso también pueden afectar los antihistamínicos.

3. El estrés diario: el estrés es el causante de muchas disfunciones sexuales, entre ellas la eyaculación precoz y la eyaculación retardada.

4. Alcohol y drogas: si alguna vez te has pasado con las copas en una cita, habrás notado que no había manera de llegar al orgasmo. El efecto del alcohol y las drogas en la sexualidad es directo pero también indirecto, a la larga puedes tener problemas irreversibles.

5. Ver demasiado porno: si te acostumbras a masturbarte a menudo con vídeos porno, puede que las relaciones sexuales convencionales no consigan estimularte lo suficiente para llegar al orgasmo.

¿Te reconoces en alguno o varios de estos puntos? Pues ya has encontrado el motivo de tu eyaculación retardada. Si ves fácil hacer los cambios necesarios en tu vida para mejorar la situación, no dudes en hacerlo, aunque siempre será más sencillo con la ayuda de un psicólogo especializado en sexualidad.

Si por el contrario no crees que ninguna de estas causas sea la que está creando tu eyaculación retardada, es momento de acudir a tu médico para descartar problemas físicos que te estén impidiendo eyacular con normalidad. Sea como sea, ¡seguro que tiene solución!

Motivos por los que los hombres somos infieles

Te apetece ser infiel, no es la primera vez que tienes este deseo y sabes que no será la última. Tanto hombres como mujeres somos cada vez más infieles, sin embargo los motivos que nos llevan a la infidelidad a unos y otros no siempre son los mismos. Tampoco es fácil pararse a pensar por qué sentimos el deseo de ser infieles y muchas veces encontrar los motivos nos podrá ayudar a evitar la infidelidad (si es lo que queremos) o a ser infieles de una manera más discreta y segura (en caso de que este sea nuestro interés).

Veamos pues cuáles son los motivos por los que los hombres somos infieles y, una vez cada uno haya detectado su motivo, será momento de decidir si vale la pena y cómo podemos llevar a cabo la infidelidad sin que nuestros deseos nos hagan cometer errores.

1. Los hombres somos infieles por: aburrimiento

A nadie le gusta hacer todos los días lo mismo, ni tener poco sexo, ni que este siempre sea igual. Pero para los hombres esto es un problema todavía mayor, pues nos cuesta afrontarlo y tratar de encontrar una solución. De esta manera, cuando nuestra vida en pareja ya no nos aporta ninguna pasión, giramos la vista hacia otra mujer y empezamos a desear ser infieles.

2. Los hombres somos infieles por: sentirnos deseados

Una pareja con una vida ajetreada y compromisos sociales que no nos incluyen puede llevarnos a sentirnos poco deseados. A todo el mundo le gusta sentir que alguien le desea y le presta toda su atención, y aunque lo ideal sería transmitirle este pensamiento a ella, muchas veces es más fácil encontrar a alguien nuevo que nos desee y satisfacer todas las necesidades de nuestro ego y de nuestro deseo sexual al mismo tiempo.

3.  Los hombres somos infieles por: sentir adrenalina

Y es que disfrutar algo simplemente por el hecho de que está mal ya tiene su gracia. El deseo por lo prohibido es algo que siempre ha existido y que nos ayuda a sentirnos más vivos y a disfrutar la vida hasta el extremo. Lo cierto es que conseguir esta sensación con una pareja con la que llevamos tiempo es realmente difícil, sin embargo una amante lo puede aportar muy fácil y rápidamente.

4.  Los hombres somos infieles por: probar cosas nuevas

Si tu pareja no se presta a experimentar en la cama tanto como a ti te gustaría, es posible que acabes buscando a alguien que comparta tu interés. Lo cierto es que si para ti es importante esta faceta en una relación y tu pareja se niega en redondo, muy posiblemente lo ideal sería romper esa relación y disfrutar de tu sexualidad sin limites. En cualquier caso, muy posiblemente tras ser infiel y probar todo aquello que siempre has deseado tendrás mucho más claro si te interesa seguir con tu actual pareja o no.

Los juguetes masculinos que más te harán disfrutar

Cuando se habla de juguetes sexuales se suele pensar más en los que están destinados para el público femenino, pero, ¿y los hombres no tenemos derecho a jugar?

Antes de que pienses que me he vuelto loco y que tu no eres aficionado a utilizarlos, continúa leyendo, ya que igual has utilizado algún juguete erótico y ni siquiera te has percatado.

Comencemos por lo más light, ni siquiera puede llamarse juguete sexual, pero si que se utiliza para dar más placer en las relaciones sexuales, estoy hablando de los aceites o lubricantes. Se suelen utilizar según la situación, por ejemplo, podemos empezar dando un masaje con aceite, o mejor, que nos lo de nuestra pareja. Muchos aceites están concebidos con aromas y propiedades que nos preparan y nos hacen más sensibles a la hora de practicar sexo. También existen los lubricantes, los hay de distinto sabor (para todos los gustos), de distinto efecto (frío/ calor/ retardante/ estimulante), pero la cuestión es que nos ayudan a mejorar nuestras relaciones haciendo que sean más satisfactorias, incluso masturbándonos, los lubricantes nos aportarán mayor confort y placer. Ya has probado Disfracesysexshop?

Ahora se han puesto de moda las «fundas». Éstas son muy útiles durante la masturbación. Normalmente estos artículos están hechos de plástico son muy flexibles. Tienen distintas formas, aunque actualmente está muy de moda uno con forma de huevo, aunque es más una cuestión de marketing que de funcionamiento en sí. Se utiliza lubricando el interior que suele estar hueco y al que le incluyen ciertas rugosidades. Se introduce el pene en el interior y se masajea con el ritmo y la intensidad que tu mismo elijas. Las rugosidades te estimularán haciendo que alcances el clímax y disfrutes plenamente.

Por otra parte, están los anillos vibradores. Actualmente lo utiliza tanta gente que lo podrás encontrar en la estantería de tu supermercado. Este artilugio se coloca en la base del pene, y se activa pulsando un pequeño botón. El anillo comienza a vibrar mejorando la experiencia del orgasmo tuyo, y de tu pareja.

Pero esto no queda ahí, también existen multitud de artículos destinados al público masculino y especializados en sus zonas más erógenas. Existen estimuladores de próstata y vibradores masculinos enfocados a estimular el Punto G masculino. También se ha puesto de moda, gracias a la exitosa película «Cincuenta sombras de Grey» , todo lo que tenga que ver con el mundo del BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión y Sadomasoquismo), aunque en este sentido hay que ser cautos y comenzar poco a poco con plumas, pequeñas fustas, esposas.

No hay que olvidar que lo más importante es dejar los prejuicios aparte y disfrutar plenamente de nuestra sexualidad, comprar consoladores quizás sea una solución.

Consejos para tener sexo en el coche y no salir herido

Recuerdo la época en la que le cogía prestado el coche de mi padre, un monovolumen gris, y pasaba a recoger a mi último ligue. La cita solía acabar en algún lugar apartado de la ciudad, muy romántico y oscuro. De hecho, recuerdo que mis primeras experiencias sexuales, tuvieron lugar en ese vehículo con tanto encanto al que le acabé cogiendo muchísimo cariño.

A lo que iba, lo bueno de practicar sexo en un coche, es que te da la libertad para poder ir donde quieras (siempre dentro de la ley) y dar rienda suelta a la pasión. Normalmente, después de disfrutar del momento y empañar todas las ventanillas del coche, mi ligue y yo acabábamos la cita tumbados sobre el capó, mirando las estrellas, llamadme romántico, pero era una de las mejores formas de acabar un polvo que he tenido en mi vida.

Lo malo, es que debes tener un par de cosas en cuenta si quieres tener sexo dentro de un coche, hazme caso y sigue al pie de la letra:

– Organízate. Vas a estar en algún lugar oscuro, el coche es pequeño, y tu acabarás medio desnudo. Es necesario que tengas unos cuantos artículos de higiene a mano para cuando terminéis. Si vas a una cita y sabes como va a acabar, esconde unos clínex en la guantera, además de unas toallitas íntimas para ella (te lo agradecerá). Si vas a utilizar preservativo, métetelo en el bolsillo del pantalón (no vaya a ser que te lo dejes olvidado en el coche) y guarda una linterna en el lateral de la puerta. Lo de la linterna es muy, muy importante. Seamos realistas, con la luz que hay dentro del coche no se ve nada, en cambio, con la linterna podrás buscar si se os pierde algo (suele ocurrir), vestiros, o si queréis salir fuera del coche.

– Se práctico. Lo que mola de hacerlo en el coche es el morbo de que te puedan pillar, no hacer todas las posturas del kamasutra en el interior. Se efectivo, pero no te dejes los preliminares. Una vez puestos en la faena, pasad a los asientos de atrás (antes debes despejarlos para no encontrarte con sorpresas). La postura perfecta para esta situación es tú sentado, y ella encima tuya. El problema es que normalmente la tapicería del coche no es nada agradable ya que suele ser de tela, paño o cuero. La tela y el paño rozarán las rodillas de ella con la fricción de los movimientos, y si lo asientos son de cuero, se quedará pegada. No tienes más remedio que ingeniártelas para colocar alguna tela (una toalla, tu camiseta, una funda) para hacer que nada entorpezca este momento.

No hagas ninguna locura, y siempre que elijas el coche para tener una experiencia sexual, no olvides ir a un lugar apartado y por supuesto, nunca hagas nada con el vehículo en marcha.