No se lo pierda
Home » amistad » Cómo ligar con una amiga
Ligar con una amiga

Cómo ligar con una amiga

No digas más. A mí también me ha pasado alguna vez. Empiezas a quedar más con un grupo, o con una amiga en concreto y, de golpe, te das cuenta de que te has colado por ella. En parte, sabes que lo de ligar con una amiga es un follón y, en parte, sabes que tampoco puedes evitarlo, así que algo habrá que hacer, ¿no?

Personalmente, soy de los que prefiere probar fortuna y, si me gusta alguien, voy a por todas. Pero también he aprendido que no hace falta cargarse una amistad y, casi siempre, es suficiente con ir avanzando paso a paso y buscando esas señales que nos indiquen si seguir adelante, u olvidarnos.

Ante todo, diferencia si sois amigos con un largo historial y lo de enamorarse ha venido de golpe o todavía os estáis conociendo dentro del mismo círculo. Eso cambia mucho las cosas. En el primer caso, vas a tener que ir mucho más poco a poco marcando los tiempos: un flirteo, un coqueteo más serio, analizar su respuesta, contacto físico espontáneo (mano en la espalda, tocar el brazo…), mientras que si todavía no sois grandes amigos, intenta cultivar esa relación sin que ella pierda de vista que eres un hombre antes que su amigo.

Después, trata de centrarte en todo lo que le apasiona, y aprender todo lo que puedas de ella. Esto te ayudará a encontrar cosas en común de las que hablar e incluso que proponer como planes alternativos. Para ello, creo que lo básico es conocer a la persona en cuestión, ya que no existe una fórmula mágica; si ya erais amigos, no le propongas un plan excesivamente serio (cenas románticas, salir a solas de golpe…), pero intenta quedar con poca gente, y ve consiguiendo ese cambio paulatino.

Eso sí, ese cambio no tiene tampoco una velocidad fija, con lo que te tocará tener paciencia; ante todo no te apresures con nada aquí (ni con flirteos, ni con cosas más evidentes…), y cuando evalúes que es el momento adecuado (siendo amigos, te será mucho más fácil, piensa en eso) habla con ella sinceramente. Si no quieres lanzarte a probar suerte, opta por algo que te deje en una posición menos vulnerable: una buena forma de mantener tu relación anterior es siendo muy sincero con tus sentimientos, pero dejándole claro que, si ella no está interesada, al menos te gustaría mantenerla como una amiga.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*