No se lo pierda
Home » Consejos » Eyaculación retardada: ni tanto ni tan poco
Eyaculación retardada

Eyaculación retardada: ni tanto ni tan poco

La ambición de muchos es hombres es conseguir aguantar sin llegar al orgasmo el máximo tiempo posible. De igual manera, el gran temor de otros tantos es sufrir la disfunción sexual llamada popularmente “eyaculación precoz”. Sin embargo, existe otra disfunción que lleva a todo lo contrario: la eyaculación retardada. Esto, que en un principio nos puede sonar a ventaja más que a inconveniente, es un problema que sufren bastantes hombres.

En la eyaculación retardada al hombre le cuesta mucho tiempo llegar al orgasmo. Mucho, demasiado, de hecho. De manera que llega a frustrarse y cada vez le cuesta más, al mismo tiempo que su pareja acaba cansada, aburrida y hasta dolorida. Visto así, sí parece un problema, ¿no os parece?

Si es tu caso y crees que puedes sufrir eyaculación retardada, no te preocupes amigo. Existen causas concretas que llevan a esta situación y soluciones que se pueden practicar para salir de ella. Te explico, en primer lugar, las causas:

1. Malos hábitos diarios: comer mal, no dormir suficiente o no guardar la forma física con ejercicio puede llevar a este problema, así como a infinidad de enfermedades.

2. Medicamentos: los antidepresivos y los ansiolíticos son conocidos por poder crear problemas sexuales, y en este caso también pueden afectar los antihistamínicos.

3. El estrés diario: el estrés es el causante de muchas disfunciones sexuales, entre ellas la eyaculación precoz y la eyaculación retardada.

4. Alcohol y drogas: si alguna vez te has pasado con las copas en una cita, habrás notado que no había manera de llegar al orgasmo. El efecto del alcohol y las drogas en la sexualidad es directo pero también indirecto, a la larga puedes tener problemas irreversibles.

5. Ver demasiado porno: si te acostumbras a masturbarte a menudo con vídeos porno, puede que las relaciones sexuales convencionales no consigan estimularte lo suficiente para llegar al orgasmo.

¿Te reconoces en alguno o varios de estos puntos? Pues ya has encontrado el motivo de tu eyaculación retardada. Si ves fácil hacer los cambios necesarios en tu vida para mejorar la situación, no dudes en hacerlo, aunque siempre será más sencillo con la ayuda de un psicólogo especializado en sexualidad.

Si por el contrario no crees que ninguna de estas causas sea la que está creando tu eyaculación retardada, es momento de acudir a tu médico para descartar problemas físicos que te estén impidiendo eyacular con normalidad. Sea como sea, ¡seguro que tiene solución!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*