No se lo pierda
Home » Belleza » Colonias y fragancias afrodisíacas
Fragancias afrodisíacas

Colonias y fragancias afrodisíacas

Suele comentarse que el mejor afrodisíaco en lo que al olor se refiere es el aroma natural de nuestros cuerpos; entonces, ¿por qué algunos hombres resultan irresistibles y otros son su peor enemigo en estas cuestiones? Como te imaginarás, las feromonas tienen mucho que ver con esto, pero también la elección de olores en nuestros perfumes y colonias que pueden convertirse en un arma más a tener muy presente durante la seducción.

¿Quieres conocer un poco más sobre olores y fragancias afrodisíacas? Vamos con ello.

Cuatro olores afrodisíacos a tener presente

Europa ha sido siempre un punto clave para experimentar; la clase alta, la burguesía, la seducción, la caballerosidad… Todo ello mantuvo una relación directa con el sabor, la vista, el tacto, el gusto y, sí, también el olfato.

De este modo, algunos de los perfumes y colonias más efectivas del mundo llevan extracto o aceites esenciales que provienen de algunos de los olores más antiguos que se conocen: la rosa de Bulgaria, que requiere de 5.000 kg de flores para un único kilo de aceite esencial; el jazmín, de origen árabe y predominancia por todo el norte de África y el Próximo Oriente, y adoptado en gran parte de Europa por su intenso aroma; la lavanda, de propiedades afrodisíacas, y el almizcle, de origen animal, proveniente del ciervo almizclero hembra, donde las feromonas y su uso como “fijador de aromas” lo hacen perfecto, pero no exento de crueldad animal y, sobre todo, muy, muy caro, razón por la que la mayoría de las veces se suele recurrir a la mezcla de otros perfumes para conseguir el mismo olor.

Las feromonas, el quid de la cuestión

No obstante, uno de los mayores incentivos para usar fragancias como las citadas anteriormente son las feromonas. En el mercado existen productos con cierta cantidad, donde se combina olores y química, como One de CK, Cool Water (Davidoff) o Farenheit (Christian Dior) entre los masculinos, y también tenemos ejemplos femeninos, como Poison (Christian Dior), Hypnose (Lancome) o algunos perfumes de la línea de Victoria’s Secret.

En la misma línea se han diseñado fragancias de feromonas que no tienen olor, sino que buscan una atracción más química, como Scent of Eros, Chikara, Primal Instinct o Pheromol Factor; su efectividad está probada, y los productos de mayor calidad pueden marcar la diferencia, si bien es importante recordar que, al final, siempre nos seduce la persona y no ese olor, que puede atraernos en un primer momento; así que una vez has llamado su atención… sigue por ese camino.

2 comentarios

  1. ¿Por qué no me hablan de perfumes más baraticos? Soy de los ciudadadnos de a pie y quiero ligar a la chica más bella del mundo con lo poco que tengo. En fin… si no puedo regalarle estas esencias caras, me convierto en el más romántico de los hombres y la lleno de halagos, le hago de todo en la cama y la dejo pidiendo mi cuenta de facebook y la d mi whhasap.

  2. Completamente de acuerdo el olor del perfume atrae algunas veces pero en la cama es el atractivo lo que vale, ¿no habéis tenido sexo nunca con olor a sudor? yo sí y me encantó el chico y lo disfruté me importó bien poco el olor en ese momento.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*