No se lo pierda
Home » Mujeres » Iniciación en el dirty talk
Iniciación en el dirty talk

Iniciación en el dirty talk

Como ya he comentado alguna vez, el dirty talk no es ni más ni menos que decir frases subidas de tono o guarras en la cama. O tal vez solo palabras, pero la idea es decir cosas excitantes, más sucias o menos, que exciten a nuestra pareja y a nosotros mismos para tener un sexo mucho más morboso. A la mayoría de hombres nos encanta el dirty talk, pero a muchas mujeres no les agrada demasiado la idea por vergüenza o miedo a lo desconocido.

A mí me gusta mucho el dirty talk porque es una manera muy sencilla y de coste cero para hacer algo diferente en la cama. Además, si consigues decir cosas que le gusten a la chica, también funciona para excitarla rápidamente y poder reducir un poco los preliminares. Porque sí, a nosotros nos gusta ir lo más rápido posible a meter (y lo sabéis), pero también hay que tener en cuenta sus necesidades.

Entonces, ¿cómo podemos iniciar en el dirty talk a una chica que no parece muy predispuesta? Siguiendo estos consejos será mucho más fácil que acceda:

1. No empieces sin consultarle. A no ser que sea un “aquí te pillo, aquí te mato”, y busques solo tu propia diversión y placer, no es conveniente que empieces con el dirty talk sin consultarle a ella. Plantéaselo como algo muy light y divertido, coméntale que te gusta decir palabras “subidas de tono” o “un poco cochinas” en la cama y pregúntale si le importaría probar. Si lo dices con mucho tacto, difícilmente te dirá que no.

2. Empieza poco a poco. No le sueltes una burrada a la primera de cambio porque la vas a espantar y nunca más accederá a practicar el dirty talk. Empieza por decirle cuánto te gusta ella, lo sexy que es y lo mucho que estás disfrutando. De esta manera relacionará el dirty talk con algo muy agradable. Luego puedes ir subiendo el tono, poco a poco, y preguntarle si le gusta lo que le haces o describiendo lo que le vas a hacer a continuación. ¡Es infalible!

3. Déjalo para después de los preliminares. El dirty talk pierde toda su magia si todavía no estáis excitados, pues puede impactarle demasiado. Al menos las primeras veces, espera a después de los preliminares para empezar a decirle perlitas, pues así estará ya excitada y le parecerá mucho más natural y conveniente. Además también será más fácil que se anime a participar.

4. Nada de groserías, ñoñerías ni hablar de otras personas. Estas son las tres excepciones que, según los expertos, hacen fracasar en el dirty talk. En el primer caso, tal vez más adelante descubráis que os gustan los insultos y las frases muy guarras, pero debe pasar tiempo y mucha práctica antes de atreverte con eso. Por otro lado, las ñoñerías o hablar de otros hombres/ mujeres conseguiría cortar el rollo: hay un momento y un lugar para cada cosa y, durante la iniciación en el dirty talk, lo que toca es decir guarradas suaves.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*