No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: actividad sexual

Archivo de Etiquetas: actividad sexual

Abstinencia sexual: efectos adversos

Desde luego a nadie le gusta pasar por épocas de abstinencia sexual, porque evidentemente tener sexo regularmente es mejor que no tenerlo. Pero es que, además, existen multitud de efectos adversos que la abstinencia sexual genera en nuestro cuerpo y nuestras vidas. Lejos de ser algo beneficioso, como hay personas que suelen creer, la abstinencia sexual genera muchos males y yo la desaconsejo totalmente. Veamos algunos ejemplos:

1. Poco sexo lleva a menos sexo: así es, en épocas de abstinencia sexual nos apetece menos tener sexo y la cosa solo puede ir a peor. De igual manera que cuanto más se practica más apetece, a la inversa también ocurre. Por eso cuando se entra en una época de sequía, parece que vaya a alargarse sin fin… ¡No caigas en ella!

2. Inseguridad y baja autoestima: evidentemente si estamos en época de abstinencia sexual en contra de nuestra voluntad, nuestra seguridad y autoestima pueden verse seriamente resentidas. Sientes que nadie te desea y entras en un bucle de tristeza realmente dañino. ¡Practica mucho sexo para sentirte bien contigo mismo!

3. Sin sexo crece el estrés: practicar regularmente sexo es un seguro anti-estrés que, como mínimo, lo mantendrá a un nivel más bajo que si practicamos abstinencia sexual. Además, estudios apuntan a que la penetración lleva a un mejor equilibrio mental y físico, ¡todo ventajas!

4. Riesgo de disfunción eréctil: amigos, esto no es broma y es un riesgo que realmente asusta. La abstinencia sexual puede llevar a los hombres a sufrir disfunción eréctil, mientras que mantener una vida sexual activa hace mantener la potencia incluso en edades avanzadas. Yo, sin duda, no me voy a arriesgar a perderla en ningún caso.

5. Defensas más bajas: el sistema inmunitario también se ve afectado por la abstinencia sexual, debido a una menor concentración de inmunoglobulina, un anticuerpo que nos defiende de los resfriados y la gripe. Así, si practicas poco sexo serás más propenso a resfriarte y ponerte enfermo. Y, ¿quién quiere eso?

Por si el sexo no fuera bastante bueno por sí solo, aquí tienes unos cuantos motivos de peso para asegurarte de practicarlo regularmente. 😉

Consejos para mejorar tu actividad sexual

Ante una caída en los apetitos sexuales, o si nunca te has sentido excitada al máximo, hay que tomar las riendas de la propia sexualidad. Si te ha sucedido, no esperes por nadie y pon en marcha estos consejos.

–  literatura erótica. Al leer literatura que emplea pasajes donde se aprecie el morbo de una persona, una pareja, o varias a la vez, siempre habrá una picazón en el cuerpo que te hará avivar el deseo sin tú apenas quererlo, llega solo con la lectura.

– películas con escenas de sexo que sean de  tu gusto, y míralas tantas veces como sea posible. Es muy excitante el placer de la vista en esos casos. Querrás ser tú quien disfrute la experiencia.

– las páginas de contacto para parejas, con la que te sientas bien y utiliza el chat donde converses sobre este tema y los placeres de cada uno. Lo mejor que tiene esta modalidad, es que no saben nada de ti, por eso puedes lanzarte a lo que te dé la gana y hablar lo que quieras. Te gustará tanto que querrás estar frente al ordenador a toda hora.

–  revistas con fotos de cuerpos que te llamaran a excitación, (recortarlos y ponerlos en un álbum, ayudó mucho en el pasado). Ahora, los puedes tener en tu carpeta personal en el ordenador.