No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: belleza

Archivo de Etiquetas: belleza

Los 10 beneficios del sexo según la ciencia

Sí, ya lo sé, no hace falta que la ciencia nos diga lo maravilloso que es el sexo para que nos encante y lo practiquemos tanto como podemos. Pero es que además de lo bien que nos hace sentir, existe una larga lista de beneficios del sexo regular para nuestra salud. Conocer estos datos no solo nos hace reafirmarnos en nuestra afición a follar siempre que tengamos ocasión, sino que nos puede servir para convencer a alguna chica que no lo tenga claro: el sexo cuanto antes y cuanto más, mejor, ¿o acaso no queréis conseguir todos estos beneficios del sexo que avala la ciencia?

1. El sexo mejora tu estado de ánimo. Durante la práctica sexual el cuerpo libera neuroquímicos que nos hacen sentir esas agradables sensaciones. Por eso, tras una buena sesión de sexo nos sentiremos, en general, más activos y animados.

2. El sexo te rejuvenece. Todo este tiempo hemos tenido delante la fuente de la eterna juventud y, además, era divertidísima. Y es que estudios demuestran que el sexo practicado con mucha frecuencia hace a las personas sentirse y lucir más jóvenes.

3. El sexo mejora tu sistema inmunológico. Si quieres que tu salud sea mejor en general y estar protegido frente a agresiones víricas, no dudes que el sexo puede ayudarte. Esto ocurre porque aumenta los niveles de la hormona DHEA en nuestra sangre y ésta ayuda a mantenernos sanos,

4. El sexo mejora tu estado físico. Si no te gusta practicar deporte, no te preocupes, dale fuerte al sexo y eso será suficiente. Porque 30 minutos de sexo diario ayudan a quemar calorías y cuantas más posturas complicadas pruebes, más te ejercitarás y quemarás.

5. El sexo aumenta tu autoestima. Esta es bastante obvia porque, ¿quién no se ha sentido como el tío más sexy del mundo tras una buena noche de sexo? La ciencia demuestra que las personas que practican más sexo tienen mejor autoestima, así que ya sabéis.

6. El sexo te ayuda a reducir el dolor. Practicar sexo nos hace liberar endorfinas, las cuales actúan como un opioide natural y consiguen reducir los dolores musculares y cervicales, así como el dolor sexual en el caso de las mujeres.

7. El sexo reduce tu estrés. Los resultados de los estudios lo dejan claro, las personas que practican más sexo tienen menores niveles de estrés. Así que no lo dudes: tras un duro día en la oficina, no hay nada mejor que una dosis de juegos en la cama.

8. El sexo mejora tu salud cardiovascular. Un estudio publicado afirma que tener sexo una o dos veces por semana reduce a la mitad el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, ¿no es genial? En general, cuanto más sexo mejor salud cardiovascular, así que más vale prevenir que curar.

9. El sexo mejora tu piel. Practicar sexo vigoroso consigue que el organismo bombee altos niveles de oxígeno dentro de nuestro cuerpo, aumentando así el flujo sanguíneo y los nutrientes que llegan a la piel. Otra manera de mantenerse joven con el sexo.

10. El sexo te ayuda a dormir mejor. Y no solo porque tras una buena sesión de sexo nos sintamos cansados por el esfuerzo físico, sino que además la mayor producción de melatonina nos ayuda a conseguir un sueño profundo y reparador.

¿Por qué nos gustan tanto las tetas grandes?

La solución a esta pregunta, que para muchos es un misterio, viene dada en realidad por muchas respuestas diferentes. Lo único que tenemos claro es que nos gustan y mucho. No todos preferimos las tetas grandes, algunos se sienten más atraídos por las medianas, pero lo que pocos tienen como fetiche son los pechos planos. Sin duda una mujer puede ser muy atractiva con tetas realmente pequeñas, pero si le preguntas a un hombre casi siempre te responderá que más carne es mejor. ¿Por qué?

Para descubrir el motivo por el que a los hombres nos gustan tanto las tetas grandes hay que mirar, antes que nada, en nuestra biología. Al final, todo tiene una explicación evolutiva: unos pechos más grandes son sinónimo de mayor fertilidad y, queramos tener hijos o no, inconscientemente nuestros instintos nos harán preferir a una pareja que continúe con seguridad nuestro legado. De igual manera, unas caderas más anchas las interpretamos también como mayor fertilidad y por ello es habitual que muchos hombres las prefieran así.

Lo curioso llega en este punto, sin embargo: muchos más hombres prefieren tetas grandes y no caderas anchas. Entonces, no debe ser solo una cuestión de biología, ¿no os parece? Evidentemente la sociedad y la moda van marcando cánones que nos influyen queramos o no. Recuerdo perfectamente que en los 90 el atractivo femenino venía dado por una delgadez que ahora mismo se consideraría preocupante. Pero yendo mucho más atrás, se sabe que en la gran mayoría de sociedades antiguas la belleza femenina se medía por unos pechos y unas caderas grandes y voluptuosas. No son pocos los cuadros y esculturas que tienen representaciones de mujeres que hoy en día consideraríamos demasiado voluminosas.

Pero, incluso teniendo en cuenta la moda, las tetas grandes es algo que desde siempre nos ha gustado a los hombres. Puede que en los años 90 se llevaran los cuerpos escuálidos y planos como tablas de planchar, pero ahí estaba Pamela Anderson con unas tetas cada día más grandes que nos volvían locos a todos. ¿O no es así? La única respuesta que me queda para justificar nuestro gusto por los pechos voluminosos es su papel en el juego sexual.

Es decir, las mujeres utilizan escotes provocativos que nos dejan ver la parte justa de los pechos para desear verlos enteros, convirtiéndolo en algo prohibido que, evidentemente, queremos conseguir. Luego, ya en la cama con nuestro ligue, les proporcionamos placer acariciando la carne blanda y suave de sus tetas, lo cual nos lleva a relacionarlas con el sexo y el placer. ¿Será este el motivo real por el que tanto nos atraen estos atributos femeninos?

Colonias y fragancias afrodisíacas

Suele comentarse que el mejor afrodisíaco en lo que al olor se refiere es el aroma natural de nuestros cuerpos; entonces, ¿por qué algunos hombres resultan irresistibles y otros son su peor enemigo en estas cuestiones? Como te imaginarás, las feromonas tienen mucho que ver con esto, pero también la elección de olores en nuestros perfumes y colonias que pueden convertirse en un arma más a tener muy presente durante la seducción.

¿Quieres conocer un poco más sobre olores y fragancias afrodisíacas? Vamos con ello.

Cuatro olores afrodisíacos a tener presente

Europa ha sido siempre un punto clave para experimentar; la clase alta, la burguesía, la seducción, la caballerosidad… Todo ello mantuvo una relación directa con el sabor, la vista, el tacto, el gusto y, sí, también el olfato.

De este modo, algunos de los perfumes y colonias más efectivas del mundo llevan extracto o aceites esenciales que provienen de algunos de los olores más antiguos que se conocen: la rosa de Bulgaria, que requiere de 5.000 kg de flores para un único kilo de aceite esencial; el jazmín, de origen árabe y predominancia por todo el norte de África y el Próximo Oriente, y adoptado en gran parte de Europa por su intenso aroma; la lavanda, de propiedades afrodisíacas, y el almizcle, de origen animal, proveniente del ciervo almizclero hembra, donde las feromonas y su uso como “fijador de aromas” lo hacen perfecto, pero no exento de crueldad animal y, sobre todo, muy, muy caro, razón por la que la mayoría de las veces se suele recurrir a la mezcla de otros perfumes para conseguir el mismo olor.

Las feromonas, el quid de la cuestión

No obstante, uno de los mayores incentivos para usar fragancias como las citadas anteriormente son las feromonas. En el mercado existen productos con cierta cantidad, donde se combina olores y química, como One de CK, Cool Water (Davidoff) o Farenheit (Christian Dior) entre los masculinos, y también tenemos ejemplos femeninos, como Poison (Christian Dior), Hypnose (Lancome) o algunos perfumes de la línea de Victoria’s Secret.

En la misma línea se han diseñado fragancias de feromonas que no tienen olor, sino que buscan una atracción más química, como Scent of Eros, Chikara, Primal Instinct o Pheromol Factor; su efectividad está probada, y los productos de mayor calidad pueden marcar la diferencia, si bien es importante recordar que, al final, siempre nos seduce la persona y no ese olor, que puede atraernos en un primer momento; así que una vez has llamado su atención… sigue por ese camino.

ALIADOS CONTRA LOS MICHELINES

Comienza la etapa post vacacional y como el bikini va para la gaveta, nos olvidamos de mirarnos día a día para saber si los michelines quieren salir y estropear nuestra figura.

Hay muchos amigos que son tus aliados a la hora de evitarlos., entre ellos se encuentran, las nueces, los espárragos, las espinacas, las uvas, el yogurt desnatado, y las alcachofas.

Otro amigo de tu figura es el ejercicio diario. Si dedicas 20 minutos al día, 5 veces por semana, a hacer estiramientos, y ejercicios de flexión del tronco,  estarás en forma todo el año.