No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: consejos

Archivo de Etiquetas: consejos

Los 10 beneficios del sexo según la ciencia

Sí, ya lo sé, no hace falta que la ciencia nos diga lo maravilloso que es el sexo para que nos encante y lo practiquemos tanto como podemos. Pero es que además de lo bien que nos hace sentir, existe una larga lista de beneficios del sexo regular para nuestra salud. Conocer estos datos no solo nos hace reafirmarnos en nuestra afición a follar siempre que tengamos ocasión, sino que nos puede servir para convencer a alguna chica que no lo tenga claro: el sexo cuanto antes y cuanto más, mejor, ¿o acaso no queréis conseguir todos estos beneficios del sexo que avala la ciencia?

1. El sexo mejora tu estado de ánimo. Durante la práctica sexual el cuerpo libera neuroquímicos que nos hacen sentir esas agradables sensaciones. Por eso, tras una buena sesión de sexo nos sentiremos, en general, más activos y animados.

2. El sexo te rejuvenece. Todo este tiempo hemos tenido delante la fuente de la eterna juventud y, además, era divertidísima. Y es que estudios demuestran que el sexo practicado con mucha frecuencia hace a las personas sentirse y lucir más jóvenes.

3. El sexo mejora tu sistema inmunológico. Si quieres que tu salud sea mejor en general y estar protegido frente a agresiones víricas, no dudes que el sexo puede ayudarte. Esto ocurre porque aumenta los niveles de la hormona DHEA en nuestra sangre y ésta ayuda a mantenernos sanos,

4. El sexo mejora tu estado físico. Si no te gusta practicar deporte, no te preocupes, dale fuerte al sexo y eso será suficiente. Porque 30 minutos de sexo diario ayudan a quemar calorías y cuantas más posturas complicadas pruebes, más te ejercitarás y quemarás.

5. El sexo aumenta tu autoestima. Esta es bastante obvia porque, ¿quién no se ha sentido como el tío más sexy del mundo tras una buena noche de sexo? La ciencia demuestra que las personas que practican más sexo tienen mejor autoestima, así que ya sabéis.

6. El sexo te ayuda a reducir el dolor. Practicar sexo nos hace liberar endorfinas, las cuales actúan como un opioide natural y consiguen reducir los dolores musculares y cervicales, así como el dolor sexual en el caso de las mujeres.

7. El sexo reduce tu estrés. Los resultados de los estudios lo dejan claro, las personas que practican más sexo tienen menores niveles de estrés. Así que no lo dudes: tras un duro día en la oficina, no hay nada mejor que una dosis de juegos en la cama.

8. El sexo mejora tu salud cardiovascular. Un estudio publicado afirma que tener sexo una o dos veces por semana reduce a la mitad el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, ¿no es genial? En general, cuanto más sexo mejor salud cardiovascular, así que más vale prevenir que curar.

9. El sexo mejora tu piel. Practicar sexo vigoroso consigue que el organismo bombee altos niveles de oxígeno dentro de nuestro cuerpo, aumentando así el flujo sanguíneo y los nutrientes que llegan a la piel. Otra manera de mantenerse joven con el sexo.

10. El sexo te ayuda a dormir mejor. Y no solo porque tras una buena sesión de sexo nos sintamos cansados por el esfuerzo físico, sino que además la mayor producción de melatonina nos ayuda a conseguir un sueño profundo y reparador.

Este año vas a ligar como nunca

Seguro que con el cambio de año te has propuesto ligar mucho más, ¿a que sí? Todos lo hacemos, incluso los que no tenemos ningún problema para pillar cacho muy a menudo. Es algo innato al ser humano querer superarnos y conseguir cada vez objetivos mayores. Si quieres ligar como nunca, en el blog ya existen varios artículos que te podrán ayudar a conseguirlo, voy a recopilar unos cuantos y a darte consejos extra para que te asegures de que, definitivamente, este año puedas ligar como nunca.

1. En primer lugar, debes empezar por ti mismo. Ponte delante del espejo y decide aquello que te gustaría cambiar o que crees que te ayudaría a ligar más. Ponte en forma, cómprate alguna prenda nueva que te siente bien y cuida tu imagen al máximo. Pero también debes entrenar tu personalidad y tu encanto para poder ligar como nunca.

Te interesará saber:

– ¿Qué rasgo encuentran más sexy las mujeres?
– 7 cualidades en un hombre que las mujeres adoran

2. A continuación, analiza cómo ligabas hasta ahora. Si no estás teniendo el éxito que deseas, sin duda debes cambiar algo. Abandona los hábitos que no te funcionen y potencia los rasgos que sabes de sobra que son tus fuertes. Por ejemplo, no intentes hacer chistes si sabes que no se te da bien, seguro que hablar de tus viajes o de tus curiosos intereses tendrá mejor resultado.

Y no te pierdas este artículo en dos partes:

– Cómo NO ligar (parte I)
– Cómo NO ligar (parte II)

3. Aprende a ligar según la ocasión. No es lo mismo ligar en el gimnasio con compañeras de entreno, ligar con una amiga de toda la vida o simplemente querer ligarte a cualquier chica que te guste. Pero si lo único que buscas es conocer chicas y ligar como nunca, sin duda Internet es tu mejor aliado.

Yo te recomiendo probar FuegodeVida (yo cada día ligo más) y leer este artículo de su blog sobre el tema:

– Cómo ligar en Fuego de Vida

Aprende a superar los celos

Todos los hemos sentido, pocas personas deben existir que no conozcan la sensación tan desagradable que crean los celos. Yo también he estado ahí y sé lo mal que se pasa y lo mucho que los celos pueden llegar a perjudicar una relación de pareja. Por eso sé que cuanto antes se ataje el problema, más fácil será solucionarlo y más disgustos te ahorrarás. Porque una relación que convive con los celos está destinada al fracaso, precisamente por las actitudes que este sentimiento nos hace llevar a cabo.

Por suerte para mí, ya hace mucho tiempo que dejé atrás la actitud que me provocaba la sensación de celos y voy a intentar ayudar a todos aquellos que estén pasando por eso ahora, simplemente con unos consejos realmente eficaces.

Sigue estos pasos para aprender a superar los celos y, en caso de que nada funcione, te recomiendo visitar a un terapeuta que seguro te ayudará a conseguirlo:

1. Acepta que tienes un problema

Como en todo, si no somos capaces de reconocer el problema que tenemos, difícilmente podremos solucionarlo. Para identificarlo, piensa en las discusiones que tienes o has tenido con tu pareja a causa de tu desconfianza, piensa cuántas veces te han dicho que eres una persona celosa y piensa cuántas veces te sientes mal por cosas que realmente no tienen nada de malo, como que tu pareja salga sin ti o se vista de cierta manera.

Una vez seas capaz de reconocer sin ningún problema que eres una persona celosa, habrás dado el primer paso para superar los celos y vivir en libertad y sin más discusiones por ese tema.

2. Trabaja para mejorar tu autoestima

La mayoría de veces las personas celosas tienen una autoestima baja, por eso tienden a desconfiar de su pareja y sus sentimientos. No te permitas a ti mismo tener pensamientos negativos sobre ti, cámbialos por un mensaje positivo y de ánimo para ti mismo. Piensa a menudo en tus puntos fuertes y rodéate de gente que te apoye, huyendo siempre que puedas de las personas negativas o que te hacen sentir mal.

3. Racionaliza la situación

Cada vez que te venga un pensamiento a la cabeza que alimente tus celos, piensa si tiene algún fundamento. Dedica un rato a pensar si tienes algún argumento real para sentir celos o es todo imaginario. Si llegas a la conclusión de que no hay nada real o que son cosas pequeñas, aparta los pensamientos negativos de tu cabeza y al poco tiempo comprobarás que nada malo ha ocurrido realmente.

4. Aprende a confiar en tu pareja

¿Qué sentido tiene estar con alguien si no confías en esa persona? Piensa que cuando alguien desea ser infiel, lo consigue por cualquier medio. Si estás con tu pareja es porque confías en ella y debes partir de la base de que jamás te va a traicionar, si no será imposible que esa relación sea feliz.

Céntrate en ser feliz y disfrutar de tu relación día a día y no permitas que los celos te hagan actuar de una manera que tú no eres, de lo contrario se terminará estropeando la relación y los celos tendrán la culpa.

¿Quién es más infiel: hombres o mujeres?

Últimamente ya hemos ido intuyendo algo que las estadísticas nos confirman: los hombres ya no superan a las mujeres en infidelidades. Así, a día de hoy podemos afirmar que es tan infiel una mujer como lo es un hombre, las cifras están equilibradas en un empate bastante ajustado. ¿Sorprendido? Entenderlo es tan sencillo como abrir los ojos, salir a la calle y ver que la liberación sexual femenina las ha llevado a disfrutar de la vida y de sus cuerpos tanto o más que nosotros. Y ya era hora.

Partiendo de los datos que muestran las estadísticas, yo me atrevería a ir todavía más lejos y afirmar que una mujer es más infiel que un hombre. ¿Por qué? Porque ellas practican la infidelidad de maneras mucho más creativas y siendo mucho más discretas. Una mujer puede desear profundamente a un compañero de trabajo y tal vez algún día ese deseo llegue a consumarse. Sin embargo nadie a su alrededor sabrá jamás nada sobre una cosa ni sobre la otra. Si fuera al revés, toda la oficina y todo el grupo de amigos sabría que a un hombre le “pone burro” una compañera de trabajo, dinamitándose de paso cualquier opción de tener algo con ella. Es así, somos chulos y poco discretos, no nos lo podemos evitar.

Por eso precisamente creo que si el 50% de las mujeres ha admitido ser infiel (bajo anonimato, claro está), todavía serán muchas más las que lo serán y no lo confesarán ni en estas circunstancias. Por el contrario, me parece más que posible que alguno de los hombres que componen el 50% de aquellos que dicen ser infieles lo haya dicho por alardear y ni siquiera haya logrado hacerlo realidad todavía.

Y esta realidad, amigos míos, es la que las lleva a ellas a conseguir a cualquier hombre y a nosotros a tener que trabajar duro para ligarnos a una mujer. Tenemos mucho que aprender y yo, la verdad, ya lo tengo bastante dominado: discreción, seducción y más discreción. Hacer las cosas con clase siempre trae premio, y si no que se lo digan a todas esas mujeres que están disfrutando aventuras extramatrimoniales y sus maridos ni siquiera lo sospechan. Hacer las cosas bien es fácil y lleva más rápidamente al éxito, ellas lo saben bien. Empezar por utilizar páginas especializadas en encuentros casuales y aventuras sexuales y no las redes sociales es un primer paso.