No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: orgasmo

Archivo de Etiquetas: orgasmo

¿Te gusta el squirting? ¡Conócelo a fondo!

Si conoces el squirting seguramente es porque eres aficionado al porno y te gusta investigar los temas sexuales de actualidad. La palabra squirting viene de squirt, que es como se denomina en inglés a la eyaculación femenina. Esto no es algo que puedan hacer todas las mujeres, pero sí muchas, y estas están de enhorabuena porque gracias al porno hoy en día el squirting es mucho más visible, aceptado e, incluso, deseado.

De hecho, el squirting es, desde hace unos años, algo muy deseado dentro del porno y también fuera de él. Mucho se ha hablado sobre esta práctica, se ha especulado si era real o se utilizaban trucos como orina o líquido introducido previamente en la vagina; y lo cierto es que, aunque sí hay muchas chicas que intentan simularlo, también existen muchas otras que, efectivamente, eyaculan masivamente creando el famoso squirting.

Cómo se produce el squirting

Si te gusta el tema del squirting, te gustará saber cómo se produce y por qué algunas mujeres pueden hacerlo y otras no. Tal y como estudió el doctor Emmanuele Jannini, el squirting depende de las glándulas de Skene, encargadas de expulsar el líquido eyaculatorio femenino producido en el punto G o próstata femenina. En algunas mujeres estas glándulas son más grandes y en otras más pequeñas y, de manera simplificada, podemos decir que cuánto más grandes sean las glándulas de Skene en una mujer, más posibilidades hay de que eyacule masivamente hacia fuera como ocurre en el squirting. Al contrario, las glándulas de menor tamaño hacen que el fluido se vaya hacia la vagina en lugar de hacia el exterior.

Como ves, todo tiene una explicación biológica que nos sirve para entender nuestro cuerpo y el sexo mucho más. La popularización de esta práctica ha servido para ofrecer comprensión social a muchas mujeres que sufrían estas grandes eyaculaciones con vergüenza o a escondidas. Ahora la pregunta que nos queda por hacernos es: ¿pueden todas las mujeres eyacular de esta manera? Como hemos visto, la respuesta es que no, sin embargo es posible que muchas de ellas sí puedan y no lo hayan descubierto todavía. La manera de hacerlo es practicar posturas que estimulen el orgasmo vaginal, es decir, el punto G, e ir probando y practicando hasta descubrir si son capaces de ello o no.

Squirting

 

Sea como sea, está claro que los vídeos de squirting nos encantan y que a todos nos gustaría encontrarnos alguna vez en la vida con una chica capaz de hacerlo, ¿estáis de acuerdo conmigo? 😉

Resistencia sexual: 5 trucos para aguantar más

Pocas cosas hay más frustrantes que querer quedar como un dios en la cama con una chica y acabar demasiado pronto dejándola a ella a medias. Algunos tenemos más tendencia que otros a que nos ocurra, pero difícil será encontrar a un hombre al que no le haya ocurrido alguna vez. Conseguir mayor resistencia sexual requiere poner empeño y concentración de parte del hombre, pero hay también algunos trucos más sencillos que, combinados, pueden ayudar a cualquier a aguantar más en el sexo.

¿Quieres aumentar tu resistencia sexual? Apúntate estos 5 trucos:

1. Utiliza música lenta para hacerlo a un ritmo suave. Si nos ponemos música cañera o, simplemente, nos dejamos llevar, es normal acabar haciéndolo a toda velocidad inconscientemente buscando conseguir el orgasmo. Un truco para aumentar la resistencia sexual es poner música lenta de fondo y concentrarnos en seguirle el ritmo.

2. Cambia de postura constantemente. Cuando veas que puedes estar cerca del orgasmo, cambia de postura para volver a empezar. Busca también aquellas que estimulen más a tu compañera sexual para asegurarte de que ella consiga acabar antes que tú. Cambiar mucho de postura sexual te ayudará a aguantar mucho más y, si ves que aún así vas a acabar pronto, para un ratito y hazle sexo oral a tu chica, seguro que a ella le parece genial…

3. Dedica mucho tiempo a los preliminares. Lo habré dicho muchas veces ya, pero los preliminares os pueden ayudar a quedar como un campeón cada vez. Piensa que si consigues dejarla a ella a punto del orgasmo, no hará falta que aguantes tanto rato tú después. Las mujeres necesitan mucha estimulación previa, es un hecho, e ignorarlo solo te puede hacer quedar mal.

4. Usa un preservativo grueso. Si no hay nada que pueda pararte y necesitas un freno extra, muchos hombres aseguran que utilizar un condón más grueso les ayuda a aguantar mucho más rato al disminuir la sensibilidad. Tal vez pierdas un poco de placer, pero si te sirve para aguantar mucho más rato, tampoco es mal cambio, ¿no te parece?

5. Ante todo, relax. Una de las principales causas de eyaculación prematura en los hombres son los nervios y la ansiedad por no hacerlo bien. Ves la paradoja, ¿no? Intenta estar relajado y tranquilo por cualquier medio: tómate una infusión relajante, mastúrbate antes de ir a tu cita, daos un masaje mutuamente como primera fase de los preliminares… Hay muchos trucos sencillos que te ayudarán a estar relajado y, por tanto, a aumentar tu resistencia sexual.

Trucos para un buen 69

Siempre se ha dicho que la posición sexual del 69 es mucho mejor en la teoría que en la práctica. También se dice que es una postura sobrevalorada y que realmente no existe el buen 69, pues siempre es difícil que ambas partes lo disfruten por igual.

Y, ¿cuál es mi opinión? Si bien es cierto que el 69 es una postura más complicada de lo que se suele creer antes de probarla, si se hace correctamente es una de las más originales y placenteras. Tan solo hace falta tener en cuenta algunos detalles para conseguir un buen 69 y que la experiencia sea muy excitante y placentera y no una incomodidad que estamos deseando que termine.

Mis trucos para conseguir un buen 69:

1. Higiene previa: aunque yo soy partidario de tener siempre una higiene estricta previamente al sexo, en el sexo oral y especialmente en el 69, esto se hace vital. Para poder estar el tiempo que haga falta practicando sexo oral a nuestra pareja y que nos resulte placentero, recomiendo una sexy ducha en pareja previamente. Además, en épocas como el verano, la ducha es ideal para refrescarse y que la experiencia no sea demasiado calurosa.

2. La chica encima: uno de los factores más fundamentales para conseguir un buen 69 es que ambas partes estén realmente cómodas. Para ello existen diferentes posturas que funcionan, pero, para mí, la mejor es el hombre acostado boca arriba con la cabeza sobre la almohada y la mujer encima, boca abajo,en dirección contraria y con las piernas abiertas apoyadas sobre las rodillas.

3. Alternar con las manos: si te cansas no debes dudar en alternar y masturbar a tu pareja con las manos un ratito, la cuestión es que ambas partes estén cómodas y a gusto. No se trata de una carrera ni hay ninguna norma estricta sobre cómo se debe hacer, así que haz lo que te resulte más agradable y placentero en cada momento.

4. No te olvides de sentir: el problema que más habitualmente se encuentra practicando el 69 es que uno se concentra tanto en hacerlo bien que se olvida de su propio placer. Sé que es difícil hacer ambas cosas a la vez, así que recomiendo no ser muy exigentes con uno mismo en la técnica del sexo oral y, en definitiva: no hacerlo tan bien para sentir un poco más. Si ambos hacéis lo mismo, funcionará.

5. Preliminares: este es el punto fundamental, pues un buen 69 también requiere preliminares, igual que las posturas con penetración. ¿Por qué? Porque cuanto más excitados estéis, más natural y fácil os saldrá la postura, créeme. Dedica un buen rato a besos, caricias y magreos y verás qué cómodo y fácil te parece el 69. Esto se puede hacer en la sexy ducha que he comentado previamente.

Mejora tu técnica en el cunnilingus

Es comúnmente sabido que a la mayoría de hombres nos cuesta alcanzar un nivel profesional en el sexo oral a las mujeres. Dicho de otra manera: la mayoría no hacemos demasiado bien el cunnilingus. Bien sea por falta de práctica, porque no nos dan instrucciones o porque no sabemos seguirlas, hay muchas mujeres que dicen que no les gusta que les hagan sexo oral y no es cierto, el problema es que nunca se lo han hecho bien.

Cuando hablamos de sexo, la clave número 1 siempre es dejar la vergüenza fuera de la habitación y atrevernos con todo hasta el final, además de comunicarnos con nuestra pareja sexual tanto como sea necesario. Si le hacemos un buen cunnilingus a una mujer, la llevaremos al límite del placer y nos adorará como pareja sexual para siempre, así que recomiendo que no tengáis vergüenza ni reparos y os esforcéis en perfeccionar vuestra técnica, porque valdrá la pena.

Para ayudaros a mejorar vuestra técnica en el sexo oral, os voy a dar unos consejos que, seguidos con constancia y dedicación, os llevarán a ser profesionales del cunnilingus:

1. El sexo oral también necesita preliminares. Aunque el sexo oral suele formar parte de los preliminares del coito, éste nunca debe ser directamente el primer paso. Los besos y las caricias son imprescindibles para empezar a entrar en calor y, a partir de ahí, puedes ir bajando los besos y los lametones hasta la entrepierna de la chica en cuestión, sin prisa.

2. Hazlo delicado, despacio y aumentando el ritmo poco a poco. Debes ir sin prisa, besando la parte exterior y adentrándote poco a poco. El sexo oral femenino requiere delicadeza, pero mover la lengua sin miedo para que ella la note bien. Céntrate en el clítoris pero no le des protagonismo total y, a partir de ahí, ve aumentando la intensidad y la velocidad poco a poco.

3. Haz movimientos cambiantes. Cuando estés haciendo un cunnilingus no te conformes con hacer uno o dos movimientos repetidamente, en la variedad está el gusto y cuando hagas un movimiento que le guste más de lo normal, lo notarás y podrás ir alternándolo con otros. Un truco común es escribir el abecedario con la lengua.

4. Observa los movimientos de su cuerpo. Y no solo los movimientos, también los gemidos y la respiración. Cada vez que practiques sexo oral a una chica, obsérvala para aprender qué le gusta más y seguir por el camino correcto. Otro truco interesante es que, cuando una chica está a punto de llegar al orgasmo, el clítoris se encoge hasta casi desaparecer. Así, si consigues observar este fenómeno mientras haces un cunnilingus, sabrás que es el momento de rematar la faena.

5. Introduce los dedos en el juego. El sexo oral implica usar la boca, pero nada te impide incluir los dedos llegado cierto punto. Úsalos para introducirlos por la vagina y para acariciar su clítoris sin dejar de usar los labios y la lengua. Si consigues acertar el momento adecuado, conseguirás que alcance un placer inimaginable. Vale la pena probar hasta conseguirlo, ¡prometido!

 

Cunnilingus