No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: placer

Archivo de Etiquetas: placer

Iniciación en el dirty talk

Como ya he comentado alguna vez, el dirty talk no es ni más ni menos que decir frases subidas de tono o guarras en la cama. O tal vez solo palabras, pero la idea es decir cosas excitantes, más sucias o menos, que exciten a nuestra pareja y a nosotros mismos para tener un sexo mucho más morboso. A la mayoría de hombres nos encanta el dirty talk, pero a muchas mujeres no les agrada demasiado la idea por vergüenza o miedo a lo desconocido.

A mí me gusta mucho el dirty talk porque es una manera muy sencilla y de coste cero para hacer algo diferente en la cama. Además, si consigues decir cosas que le gusten a la chica, también funciona para excitarla rápidamente y poder reducir un poco los preliminares. Porque sí, a nosotros nos gusta ir lo más rápido posible a meter (y lo sabéis), pero también hay que tener en cuenta sus necesidades.

Entonces, ¿cómo podemos iniciar en el dirty talk a una chica que no parece muy predispuesta? Siguiendo estos consejos será mucho más fácil que acceda:

1. No empieces sin consultarle. A no ser que sea un «aquí te pillo, aquí te mato», y busques solo tu propia diversión y placer, no es conveniente que empieces con el dirty talk sin consultarle a ella. Plantéaselo como algo muy light y divertido, coméntale que te gusta decir palabras “subidas de tono” o “un poco cochinas” en la cama y pregúntale si le importaría probar. Si lo dices con mucho tacto, difícilmente te dirá que no.

2. Empieza poco a poco. No le sueltes una burrada a la primera de cambio porque la vas a espantar y nunca más accederá a practicar el dirty talk. Empieza por decirle cuánto te gusta ella, lo sexy que es y lo mucho que estás disfrutando. De esta manera relacionará el dirty talk con algo muy agradable. Luego puedes ir subiendo el tono, poco a poco, y preguntarle si le gusta lo que le haces o describiendo lo que le vas a hacer a continuación. ¡Es infalible!

3. Déjalo para después de los preliminares. El dirty talk pierde toda su magia si todavía no estáis excitados, pues puede impactarle demasiado. Al menos las primeras veces, espera a después de los preliminares para empezar a decirle perlitas, pues así estará ya excitada y le parecerá mucho más natural y conveniente. Además también será más fácil que se anime a participar.

4. Nada de groserías, ñoñerías ni hablar de otras personas. Estas son las tres excepciones que, según los expertos, hacen fracasar en el dirty talk. En el primer caso, tal vez más adelante descubráis que os gustan los insultos y las frases muy guarras, pero debe pasar tiempo y mucha práctica antes de atreverte con eso. Por otro lado, las ñoñerías o hablar de otros hombres/ mujeres conseguiría cortar el rollo: hay un momento y un lugar para cada cosa y, durante la iniciación en el dirty talk, lo que toca es decir guarradas suaves.

Señales de que sufrís incompatibilidad sexual

A todos nos encantaría poder acostarnos con quien quisiéramos y poder tener una relación feliz con cada persona de la que nos enamoráramos. Pero no puede ser, porque no solo puede ser que la otra persona no quiera lo mismo que nosotros, sino que además existen incompatibilidades de todo tipo que, muchas veces, impiden que todo fluya como nos gustaría. Por ejemplo, existen algunas señales que nos avisan de que existe incompatibilidad sexual, incluso antes de empezar a follar. ¿Cuáles son? Las siguientes:

1. Sufrís incompatibilidad sexual si…

Uno de los dos busca una relación estable y el otro solo sexo. Evidentemente siempre existe la opción de mentir para conseguir sexo y luego “si te he visto no me acuerdo”, pero, sin duda, es muy fácil que te descubran y no llegues nunca a conseguir tu objetivo. Sobre todo si quieres tener sexo durante una buena temporada con esa persona: cuando te hable de vuestra relación y no le des las respuestas que espera, la cosa acabará mal.

2. Sufrís incompatibilidad sexual si…

Uno de los dos es muy cariñoso y el otro frío y distante, porque aunque el sexo pueda ser bueno, uno de los dos siempre quedará insatisfecho con la falta de mimos y cariño. O, tal vez, el otro se esfuerce por dar muestras de afecto de manera forzada y también se sienta incómodo en todo momento. Sea como sea, es difícil que eso funcione bien.

3. Sufrís incompatibilidad sexual si…

Sois los dos demasiado complacientes y os preocupáis sobre todo por satisfacer al otro en la cama. Porque, si los dos buscáis solo la satisfacción del otro… ¿cómo quedaréis satisfechos cada uno? Tal vez con tiempo y paciencia encontréis vuestro equilibrio, pero así de primeras no parece la mejor combinación.

Lo mismo ocurre a la inversa: si solo buscáis el placer propio los dos, follar juntos puede convertirse en una carrera por acabar antes y olvidarse del otro. Insatisfactorio para uno siempre, en cualquier caso.

4. Sufrís incompatibilidad sexual si…

Uno es conservador en la cama y el otro atrevido. Si a uno de los dos no se le puede sacar del misionero y la vaquera y al otro le gusta experimentar cosas nuevas constantemente… O uno se aburre al máximo o el otro sale de su zona de confort a la fuerza. Sea como sea, alguien tendría que hacer un sacrificio molesto.

5. Sufrís incompatibilidad sexual si…

A uno de los dos no le gustan los preliminares. Porque si no os gustan a ambos, todavía podría funcionar, pero con esta irregularidad la parte que sí los disfruta quedará insatisfecha constantemente a falta de esa estimulación previa. Un problema que se puede solucionar pero que, en un principio, es una incompatibilidad sexual.

Resistencia sexual: 5 trucos para aguantar más

Pocas cosas hay más frustrantes que querer quedar como un dios en la cama con una chica y acabar demasiado pronto dejándola a ella a medias. Algunos tenemos más tendencia que otros a que nos ocurra, pero difícil será encontrar a un hombre al que no le haya ocurrido alguna vez. Conseguir mayor resistencia sexual requiere poner empeño y concentración de parte del hombre, pero hay también algunos trucos más sencillos que, combinados, pueden ayudar a cualquier a aguantar más en el sexo.

¿Quieres aumentar tu resistencia sexual? Apúntate estos 5 trucos:

1. Utiliza música lenta para hacerlo a un ritmo suave. Si nos ponemos música cañera o, simplemente, nos dejamos llevar, es normal acabar haciéndolo a toda velocidad inconscientemente buscando conseguir el orgasmo. Un truco para aumentar la resistencia sexual es poner música lenta de fondo y concentrarnos en seguirle el ritmo.

2. Cambia de postura constantemente. Cuando veas que puedes estar cerca del orgasmo, cambia de postura para volver a empezar. Busca también aquellas que estimulen más a tu compañera sexual para asegurarte de que ella consiga acabar antes que tú. Cambiar mucho de postura sexual te ayudará a aguantar mucho más y, si ves que aún así vas a acabar pronto, para un ratito y hazle sexo oral a tu chica, seguro que a ella le parece genial…

3. Dedica mucho tiempo a los preliminares. Lo habré dicho muchas veces ya, pero los preliminares os pueden ayudar a quedar como un campeón cada vez. Piensa que si consigues dejarla a ella a punto del orgasmo, no hará falta que aguantes tanto rato tú después. Las mujeres necesitan mucha estimulación previa, es un hecho, e ignorarlo solo te puede hacer quedar mal.

4. Usa un preservativo grueso. Si no hay nada que pueda pararte y necesitas un freno extra, muchos hombres aseguran que utilizar un condón más grueso les ayuda a aguantar mucho más rato al disminuir la sensibilidad. Tal vez pierdas un poco de placer, pero si te sirve para aguantar mucho más rato, tampoco es mal cambio, ¿no te parece?

5. Ante todo, relax. Una de las principales causas de eyaculación prematura en los hombres son los nervios y la ansiedad por no hacerlo bien. Ves la paradoja, ¿no? Intenta estar relajado y tranquilo por cualquier medio: tómate una infusión relajante, mastúrbate antes de ir a tu cita, daos un masaje mutuamente como primera fase de los preliminares… Hay muchos trucos sencillos que te ayudarán a estar relajado y, por tanto, a aumentar tu resistencia sexual.

Rollos de verano: manual de uso

Los rollos de verano son una de las mejores cosas que hay en la vida: conoces una chica que te gusta y te pasas todo el verano quedando con ella para divertiros juntos, tener sexo y vivir una aventura informal y desenfadada, sin ningún compromiso ni mal rollo. ¡Cada verano debería tener rollos de verano! Lo mejor de todo es que puedes tener varios a la vez, aunque no es necesario, sobre todo si la chica también busca pasarlo bien sin compromiso y os entendéis a la perfección.

Sin embargo, si quieres que tus rollos de verano se queden en una aventura inolvidable y no se conviertan en una tragedia griega o algo peor, hay algunas normas que deberás asegurarte de seguir. Porque mientras dura la diversión y el sexo desenfrenado todo son risas, pero puede convertirse en lloros más rápidamente de lo que crees…

1. Ella también debe buscar un rollo de verano

Cuando conozcas a tus próximos rollos de verano, deja siempre las cosas claras desde un primer momento. No hace falta que digas algo que suene feo, simplemente dile que buscas pasar un verano inolvidable y que no esperas que se convierta en una historia más seria o duradera. Si ella busca lo mismo, genial, ¡a divertirse!

2. No olvides la protección

Es una chica que acabas de conocer y que esperas no tener en tu futuro lejano, por tanto puede que traiga algo indeseable con ella o que tengáis algún que otro susto, así que no olvides usar preservativo absolutamente siempre. Hoy en día los fabrican muy finos, no puedes poner la típica excusa. Rollos de verano sí, sexo sí y protección sí.

3. No te pases con el alcohol

Por múltiples razones, porque si bebes demasiado pasas a no saber lo que haces y tus rollos de verano se pueden convertir en dramas de verano, porque puedes olvidar la protección o puedes no volver a ver a esa chica y ni saber el motivo. Tomarte alguna cervecita en el chiringuito de moda es casi obligatorio, pero mantener el control, también.

4. No hagáis planes de pareja

Para que tus rollos de verano sean redondos, puedes limitarte al sexo o hacer otras cosas junto a tu amiga, pero nada de convertiros en una pareja casada sin daros cuenta. De este modo: salir de fiesta juntos, bien, quedar en su casa o en la tuya para follar, bien, ir a la playa, a la piscina, al campo o donde sea para hacer guarradas, bien… ¿Quedar con sus amigos, su familia o pasear a su perro? ¡Mal!

5. Encuentra el momento para «cortar»

Siempre va a ser difícil dejar ir un rollo de verano, porque te lo estás pasando bien y nadie quiere que eso termine. Para poder «cortar» tus rollos de verano con el menor drama posible y sin complicarte la vida, hay algunos trucos que puedes seguir:

Utiliza un viaje como punto de inflexión: ¿tienes un viaje planeado a finales de agosto o en septiembre? ¡Genial! Dile que al volver ya no tendrás tiempo de quedar y arreglado.
Empieza un curso o hobby: si centras tu atención y tiempo en otra actividad, tendrás la excusa perfecta para dejar de quedar con ella y tener la cabeza en otra parte.
Encuentra una follamiga de invierno: si cambias de amiga, dejar a la otra será más fácil y siempre puedes decirle que has empezado una relación con otra persona (no tiene que ser algo serio, un tipo de relación sí es…).