No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: relaciones

Archivo de Etiquetas: relaciones

Señales que indican que ella está interesada

Una de las cosas que más nos cuesta a los hombres es detectar correctamente las señales que lanzan las mujeres. No podemos evitar ver aquello que nos gustaría que fuera real, por eso tantos hombres no tienen éxito en muchas ocasiones a la hora de ligar. Sin duda siempre es preferible lanzarse y ser rechazado antes que no hacerlo por miedo y perder una buena oportunidad. Sin embargo, si sabes descifrar las señales que indican que una mujer está interesada en ti, te resultará mucho más sencillo decidir si vale la pena ir a por ella o mejor esperar a conocer a otra que te lance señales más positivas.

Señales que indican que ella está interesada en ti:

1. La sonrisa: cuando a una mujer le atrae un hombre, no puede evitar mostrarle su sonrisa más sincera. Claro está, debes diferenciar cuándo está siendo educada o saludando con una sonrisa y cuándo te mira desde lejos y se le escapa una sonrisa sexy al ver que la miras tú también. Prueba a lanzarle sonrisas y analiza si te las corresponde y si parece hacerlo por educación o puede haber un interés sexual real.

2. Contacto visual: de igual manera que no podrá evitar que se le escapen sonrisas, si le gustas te mirará mucho más de lo normal. Mírala tú también, sin miedo, pero sin parecer un acosador tampoco. Si te das cuenta de que la pillas muchas veces mirándote y tanto si aparta la vista rápidamente como si te sostiene la mirada, es muy posible que esté interesada en ti.

3. Su lenguaje corporal: el lenguaje corporal nos delata a unos y a otros. No hay manera de esconderlo, sin embargo también es algo difícil de detectar si no se estudia un poco sobre el tema. Veamos algunas señales físicas que indican que ella tiene interés en ti: sus pies, sus brazos y su cabeza apuntan hacia ti, se sienta en el borde de la silla para estar más cerca de ti, tiene los brazos abiertos (no cruzados ni con las manos en los bolsillos), cuando estáis cerca su cuerpo se inclina hacia ti o se toca el pelo.

4. Su mirada mientras habláis: si te mira directamente a los ojos durante una conversación y aparta la mirada solo lo justo y necesario, realmente está interesada en ti y en lo que estáis hablando. Pero si además va alternando su mirada entre tus ojos y tu boca, sin duda su interés por ti es sexual: se siente atraída.

5. Ríe desproporcionadamente con tus chistes: puede que seas un humorista nato, pero también sabrás reconocer si ella se ríe mucho más que los demás con tus chistes y bromas. Si es así, puede que sea de risa fácil, pero junto a otras señales significará que le gustas y quiere hacerte sentir importante para que a ti también te guste ella. ¡No desaproveches la oportunidad y conquístala con tus mejores armas de seductor!

Aprende a superar los celos

Todos los hemos sentido, pocas personas deben existir que no conozcan la sensación tan desagradable que crean los celos. Yo también he estado ahí y sé lo mal que se pasa y lo mucho que los celos pueden llegar a perjudicar una relación de pareja. Por eso sé que cuanto antes se ataje el problema, más fácil será solucionarlo y más disgustos te ahorrarás. Porque una relación que convive con los celos está destinada al fracaso, precisamente por las actitudes que este sentimiento nos hace llevar a cabo.

Por suerte para mí, ya hace mucho tiempo que dejé atrás la actitud que me provocaba la sensación de celos y voy a intentar ayudar a todos aquellos que estén pasando por eso ahora, simplemente con unos consejos realmente eficaces.

Sigue estos pasos para aprender a superar los celos y, en caso de que nada funcione, te recomiendo visitar a un terapeuta que seguro te ayudará a conseguirlo:

1. Acepta que tienes un problema

Como en todo, si no somos capaces de reconocer el problema que tenemos, difícilmente podremos solucionarlo. Para identificarlo, piensa en las discusiones que tienes o has tenido con tu pareja a causa de tu desconfianza, piensa cuántas veces te han dicho que eres una persona celosa y piensa cuántas veces te sientes mal por cosas que realmente no tienen nada de malo, como que tu pareja salga sin ti o se vista de cierta manera.

Una vez seas capaz de reconocer sin ningún problema que eres una persona celosa, habrás dado el primer paso para superar los celos y vivir en libertad y sin más discusiones por ese tema.

2. Trabaja para mejorar tu autoestima

La mayoría de veces las personas celosas tienen una autoestima baja, por eso tienden a desconfiar de su pareja y sus sentimientos. No te permitas a ti mismo tener pensamientos negativos sobre ti, cámbialos por un mensaje positivo y de ánimo para ti mismo. Piensa a menudo en tus puntos fuertes y rodéate de gente que te apoye, huyendo siempre que puedas de las personas negativas o que te hacen sentir mal.

3. Racionaliza la situación

Cada vez que te venga un pensamiento a la cabeza que alimente tus celos, piensa si tiene algún fundamento. Dedica un rato a pensar si tienes algún argumento real para sentir celos o es todo imaginario. Si llegas a la conclusión de que no hay nada real o que son cosas pequeñas, aparta los pensamientos negativos de tu cabeza y al poco tiempo comprobarás que nada malo ha ocurrido realmente.

4. Aprende a confiar en tu pareja

¿Qué sentido tiene estar con alguien si no confías en esa persona? Piensa que cuando alguien desea ser infiel, lo consigue por cualquier medio. Si estás con tu pareja es porque confías en ella y debes partir de la base de que jamás te va a traicionar, si no será imposible que esa relación sea feliz.

Céntrate en ser feliz y disfrutar de tu relación día a día y no permitas que los celos te hagan actuar de una manera que tú no eres, de lo contrario se terminará estropeando la relación y los celos tendrán la culpa.

Motivos por los que los hombres somos infieles

Te apetece ser infiel, no es la primera vez que tienes este deseo y sabes que no será la última. Tanto hombres como mujeres somos cada vez más infieles, sin embargo los motivos que nos llevan a la infidelidad a unos y otros no siempre son los mismos. Tampoco es fácil pararse a pensar por qué sentimos el deseo de ser infieles y muchas veces encontrar los motivos nos podrá ayudar a evitar la infidelidad (si es lo que queremos) o a ser infieles de una manera más discreta y segura (en caso de que este sea nuestro interés).

Veamos pues cuáles son los motivos por los que los hombres somos infieles y, una vez cada uno haya detectado su motivo, será momento de decidir si vale la pena y cómo podemos llevar a cabo la infidelidad sin que nuestros deseos nos hagan cometer errores.

1. Los hombres somos infieles por: aburrimiento

A nadie le gusta hacer todos los días lo mismo, ni tener poco sexo, ni que este siempre sea igual. Pero para los hombres esto es un problema todavía mayor, pues nos cuesta afrontarlo y tratar de encontrar una solución. De esta manera, cuando nuestra vida en pareja ya no nos aporta ninguna pasión, giramos la vista hacia otra mujer y empezamos a desear ser infieles.

2. Los hombres somos infieles por: sentirnos deseados

Una pareja con una vida ajetreada y compromisos sociales que no nos incluyen puede llevarnos a sentirnos poco deseados. A todo el mundo le gusta sentir que alguien le desea y le presta toda su atención, y aunque lo ideal sería transmitirle este pensamiento a ella, muchas veces es más fácil encontrar a alguien nuevo que nos desee y satisfacer todas las necesidades de nuestro ego y de nuestro deseo sexual al mismo tiempo.

3.  Los hombres somos infieles por: sentir adrenalina

Y es que disfrutar algo simplemente por el hecho de que está mal ya tiene su gracia. El deseo por lo prohibido es algo que siempre ha existido y que nos ayuda a sentirnos más vivos y a disfrutar la vida hasta el extremo. Lo cierto es que conseguir esta sensación con una pareja con la que llevamos tiempo es realmente difícil, sin embargo una amante lo puede aportar muy fácil y rápidamente.

4.  Los hombres somos infieles por: probar cosas nuevas

Si tu pareja no se presta a experimentar en la cama tanto como a ti te gustaría, es posible que acabes buscando a alguien que comparta tu interés. Lo cierto es que si para ti es importante esta faceta en una relación y tu pareja se niega en redondo, muy posiblemente lo ideal sería romper esa relación y disfrutar de tu sexualidad sin limites. En cualquier caso, muy posiblemente tras ser infiel y probar todo aquello que siempre has deseado tendrás mucho más claro si te interesa seguir con tu actual pareja o no.

¿Le darías el sex pass a tu pareja?

Para aquellos que no lo conozcan, la expresión inglesa sex pass se utiliza para definir el permiso que un miembro de una pareja puede conceder al otro para tener relaciones sexuales con terceros. Podríamos traducirlo como carta blanca sexual, es decir, que se concede libertad de acción aun a sabiendas de que habrá sexo, que en este caso no se consideraría infidelidad. La pareja puede hablar de estas relaciones o dejarlas fuera de sus conversaciones, pero la cuestión principal es que existen y están consensuadas.

El sex pass es algo más común de lo que muchos podrán imaginar, de hecho se ve una clara tendencia en la red en la que las parejas abiertas, las relaciones de poliamor y la libertad en la pareja en general aumenta. Por eso, hoy en día no es tan descabellado plantearse la posibilidad de pedir o conceder un sex pass dentro de la pareja. Tal vez a uno de los dos ha dejado de interesarle el sexo, o tal vez uno o ambos deseáis desesperadamente revivir el arte del cortejo y de una primera relación sexual con una persona. Si existe la confianza suficiente y a ambas partes les parece bien, ¿dónde está el problema?

A mí es una idea que me parece revolucionaria y muy buena, aunque está claro que no podrá funcionar para cualquier pareja, ni mucho menos. Que haya mucho amor, confianza, seguridad y comunicación dentro de la pareja será vital para su supervivencia. Los celos no pueden tener nada que hacer dentro de esta relación y se debe dar una circunstancia concreta que permita que se disfrute el sexo sin ninguna implicación más fuera de la pareja, sin que esto afecte lo más mínimo a ninguno de los dos.

¿Es esto posible? Aparentemente sí, pues así lo demuestran miles de parejas que lo llevan a cabo actualmente. Tan solo es necesario buscar un poco en la red para encontrar entrevistas y testimonios de parejas que han probado el sex pass y han salido beneficiados con la idea. Aún así, hay que entender que solo personas con la mente muy abierta podrán aceptar este concepto que se aleja tanto de la monogamia más tradicional. Por eso me gustaría saber qué opináis sobre el tema y si seríais capaces de darle un sex pass a vuestra pareja… ¡Contadme en los comentarios! 😉