No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: sexo oral

Archivo de Etiquetas: sexo oral

¿A tu novia no le gusta el sexo oral?

Seguramente a muchos os parecerá increíble, pero todavía existen muchas personas que no disfrutan del sexo oral. La realidad es que en su mayor parte son mujeres, a las que no solo no les gusta hacerle sexo oral a su pareja sino tampoco recibirlo. ¿Cómo es esto posible? Naturalmente tiene una gran parte de culpa no haberlo probado lo suficiente o haber vivido alguna mala experiencia, pero también complejos y miedos, cosa que en La Vie en Rose no creo que pasen.

Entonces, ¿qué puedes hacer si a tu novia no le gusta el sexo oral? Voy a darte algunos consejos que suelen funcionar bastante bien y que te ayudarán a mejorar no solo vuestra vida sexual sino también la comunicación en pareja.

1. Aumenta su autoestima y seguridad en el sexo. Para que tu novia se sienta bien consigo misma y te tenga cada día más aprecio no solo debes decirle de vez en cuando lo guapa que es o lo mucho que te gusta, sino que también debes hacerlo en la cama. Decirle siempre que puedas lo bonito que es su cuerpo, lo mucho que te gusta su vagina y lo mucho que disfrutas junto a ella le hará ganar autoestima y seguridad en el sexo.

2. Practicad sexo en la ducha o la bañera. Si su problema es que ve los genitales como algo sucio, puede ayudarte a solucionarlo trasladar la acción al lugar de la limpieza por excelencia. Otra alternativa es coger la costumbre de ducharos antes de tener sexo para que lo empiece a relacionar con buenos olores y limpieza.

3. Hablad de sexo y de genitales. Si tu novia siente pudor a la hora de hablar de temas sexuales, deberás empezar poco a poco con comentarios suaves. El objetivo es normalizar el tema y llegar a hablar de datos que tal vez ella no conozca como que hay genitales de todos los colores, tamaños y formas. También que el olor genital es algo totalmente normal y que, si se tiene higiene, el sexo oral no es algo desagradable y es practicado a diario por millones de parejas.

4. Poda un poco el bosque. Tal vez su problema con el sexo oral venga dado por el vello del pubis, en cuyo caso la solución es tan simple como recortar o depilar los pelos de esta zona. Si sale a tema, déjale claro que ella puede hacer lo que prefiera con su vello genital y que te va a gustar de todas las maneras. Está bien que se depile si le va a ayudar a ganar confianza y a darle una oportunidad al sexo oral, pero procura que no se lo tome como una crítica o una imposición.

5. Empieza por hacérselo tú. Dependerá del caso, pero tal vez le suponga más problema hacerlo ella que que se lo hagan. Si es así, empieza por introducir poco a poco el cunnilingus en vuestros juegos sexuales. Asegúrate de que esté relajada y muy excitada antes de hacérselo y adquiere una buena técnica para conseguir que lo disfrute al máximo. Una vez vea normal recibir sexo oral y descubra lo placentero que es, será mucho más fácil que se atreva a empezar a hacerlo ella.

Muchas ganas de sexo

Este finde me he ido de escapada “espiritual” a un pueblecito cerca de mi casa, y por “espiritual” me refiero a desconexión. Me apetecía estar solo en la playa, comer bien y tomarme unas copas, así que ni corto ni perezoso cogí coche y en una hora estaba en ese pueblito bueno. Pero la realidad fue otra, y es que no estuve tan solo como pensaba, la verdad que la cosa cambió a mejor, a mucho mejor.

Busque una calita un poco perdida para que nadie me molestara, así que el sábado por la mañana me plante allí, con un libro y unas cervezas fresquitas, era una cala muy bonita y había poca gente. Pero entre esa poca gente había una chica que estaba sola también, iba en toples, tenía unas tetas pequeñas pero perfectas puestas y con unos pezones grandes y un buen culo grande, perfecto para los fans de los culos como yo, solo de verla un  fuego de vida subió por mi cuerpo.

Planté mi toalla cerca de ella, y a la media hora ya le dije que le invitaba a una cervecita, así que empezamos a hablar y me contó que también estaba de finde de desconexión que venía de Madrid. Estaba divorciada y tenía un hijo pequeño que se había quedado con su exmarido, solo de pensar la situación yo ya estaba cachondo, porque ella seguía en toples durante toda la conversación.

No pasó nada en la playa, pero la química surgió entre nosotros, así que quedamos para tomar algo por la tarde en un bar cerca de la playa, yo ya pensaba en el polvazo que le iba a pegar.

Tomamos algo y nos pusimos a tono, le dije de ir a cenar, pero ella fue más directa que yo. Me dijo que tenía hambre de otra cosa, así que no perdimos la oportunidad y nos fuimos a su hotel.

Así que el finde de desconexión se convirtió en un folleteo constante, probamos miles de posturas y tengo que deciros que me chupo la polla como nadie lo había hecho nunca ¡Qué gozada!

Lo mejor es que no nos dimos ni los números de teléfono ni nada, así que si me lees fue un placer follar contigo L.

mujer chupando polla

Sexo oral y el VIH

Todos los días se descubren nuevas e inesperadas situaciones en la trasmisión sexual de enfermedades. El sexo oral no queda exenta de ellas, por lo que aconsejo que a pesar de lo bien que se disfruta el sexo con esta práctica, debemos tener mucho cuidado y protegernos cuando nuestra pareja no es la habitual y desconocemos cómo está de salud ese guapo/a que hemos ligado.

Un estudio llevado a cabo por el investigador estadounidense Anil Chaturvedi ha sacado a la luz la posibilidad de que el sida pueda contagiarse por el sexo oral. Sus estudios están enfocados a cómo el virus del papiloma humano, conocido por las siglas VPH, logra actuar sobre el organismo al penetrar por la boca mediante la felación o el cuninlingus y propiciar el cáncer de la orofaringe. El resultado fue desconcertante al percatarse que en el siglo XXI, cuando el SIDA afecta a tantas personas, esa incidencia subió en más de un 50 % comparado con la década de los 80 del pasado siglo, cuando aún el Sida no se había proliferado.

ETS

Sexo oral y VIH

Como consejo para evitar este contagio con una pareja eventual, existen varios métodos, uno es no llevar a la práctica el sexo oral y optar por otras maneras de estimulación en zonas también erógenas. La otra es la protección, que se consigue mediante los conocidos condones y los pañuelos de látex, muy recomendados en el caso del cuninlingus.

Aunque ya existe una vacuna eficaz para prevenir la infección del Sida, no estamos inoculados para otras trasmisiones como el virus del Papilona Humano, el Herpes, la Sífiles y otras enfermedades que aún, a pesar de todas las medidas de prevención, existen en el mundo.

La felación, el cuninlingus y el remming, pueden infestar a la persona sana si no toma medidas de precaución, sabemos que molan mucho a la hora de la relación sexual pero la prudencia aconseja una larga vida con prevención antes que una corta con excesos.

Famosos adictos al sexo

Cuando alguien que es centro de la prensa, confiesa su adicción al sexo, es porque de veras, no le encuentra ningún problema y sí un secreto deseo de ser valorado como hombre bien macho.

Eso, al menos, es lo que pienso de quien se proclama haber ido a terapias o a especialistas para que curen sus instintos fuera de sí en las relaciones sexuales, pues el  desesperado deseo de verse envuelto en cotilleos sobre su virilidad es más fuerte cuanto más se da a conocer. Si de veras creyeran que no es positivo, no tratarían de hablarlo aunque el mundo lo sepa, porque la callada por respuesta es más digna que hacerse el macho alfa con sus «pecadillos carnales«

Famosos viciosos

Famosos adictos al sexo

¿Quién duda que así mismo piensan estos famosos?:

Michael Douglas. Cuando joven, fue un chico demasiado convencido de su lado sexy que arrasaba por donde fuera. Las mujeres se le daban como el aire que respiraba y era notable hasta en su manera de hablar y caminar. Pero llegado a las décadas más avanzadas de su vida, quiere seguir demostrando que está ahí como antes, por eso confesó sin ningún pelo en su lengua que el sexo oral le había enfermado de cáncer, ¡vaya tío, a lo que llegas por seguir estando en la mira del hombre bien atrevido en el sexo!

Charlie Sheen. No se corta para nada al confesar que es un tío capaz de llevar a la cama a todas las mujeres que quiera, no en balde confesó que tenía tanto dinero que lo gastaba en prostitutas como una diversión, luego de haber visto que no tenía nada mas en qué gastarlo. Y si le gusta el sexo, pues bien, que así sea. Y parece que ha gastado mucho dinero pues se atrevió a decir, (parece que lleva una lista) que ha tenido sexo con 5 mil mujeres en su vida, una cifra nada despreciable para quien quiere ganar el Récord Guinnes.

Hugh Jackman. Resulta increíble ver a esos guapísimos hombres que nos han hecho rabiar al verlos en la pantalla, que aseguren que han sido adictos al sexo, algo así como que no nos animan más, sino lo contrario. A las que somos sus fans, lo preferimos ver como ese hombre único, inaccesible, que está ahí como trofeo no tocado. Su afición al sexo le llevó a un programa televisivo junto a otros con el mismo problema, según él, para ayudar a quienes  padecían del mismo mal.