No se lo pierda
Home » Archivo de Etiquetas: sexy

Archivo de Etiquetas: sexy

¿Por qué nos gustan tanto las tetas grandes?

La solución a esta pregunta, que para muchos es un misterio, viene dada en realidad por muchas respuestas diferentes. Lo único que tenemos claro es que nos gustan y mucho. No todos preferimos las tetas grandes, algunos se sienten más atraídos por las medianas, pero lo que pocos tienen como fetiche son los pechos planos. Sin duda una mujer puede ser muy atractiva con tetas realmente pequeñas, pero si le preguntas a un hombre casi siempre te responderá que más carne es mejor. ¿Por qué?

Para descubrir el motivo por el que a los hombres nos gustan tanto las tetas grandes hay que mirar, antes que nada, en nuestra biología. Al final, todo tiene una explicación evolutiva: unos pechos más grandes son sinónimo de mayor fertilidad y, queramos tener hijos o no, inconscientemente nuestros instintos nos harán preferir a una pareja que continúe con seguridad nuestro legado. De igual manera, unas caderas más anchas las interpretamos también como mayor fertilidad y por ello es habitual que muchos hombres las prefieran así.

Lo curioso llega en este punto, sin embargo: muchos más hombres prefieren tetas grandes y no caderas anchas. Entonces, no debe ser solo una cuestión de biología, ¿no os parece? Evidentemente la sociedad y la moda van marcando cánones que nos influyen queramos o no. Recuerdo perfectamente que en los 90 el atractivo femenino venía dado por una delgadez que ahora mismo se consideraría preocupante. Pero yendo mucho más atrás, se sabe que en la gran mayoría de sociedades antiguas la belleza femenina se medía por unos pechos y unas caderas grandes y voluptuosas. No son pocos los cuadros y esculturas que tienen representaciones de mujeres que hoy en día consideraríamos demasiado voluminosas.

Pero, incluso teniendo en cuenta la moda, las tetas grandes es algo que desde siempre nos ha gustado a los hombres. Puede que en los años 90 se llevaran los cuerpos escuálidos y planos como tablas de planchar, pero ahí estaba Pamela Anderson con unas tetas cada día más grandes que nos volvían locos a todos. ¿O no es así? La única respuesta que me queda para justificar nuestro gusto por los pechos voluminosos es su papel en el juego sexual.

Es decir, las mujeres utilizan escotes provocativos que nos dejan ver la parte justa de los pechos para desear verlos enteros, convirtiéndolo en algo prohibido que, evidentemente, queremos conseguir. Luego, ya en la cama con nuestro ligue, les proporcionamos placer acariciando la carne blanda y suave de sus tetas, lo cual nos lleva a relacionarlas con el sexo y el placer. ¿Será este el motivo real por el que tanto nos atraen estos atributos femeninos?

Cómo acostarse con una mujer en la primera cita

Al final, eso es lo que queremos todos, quedar con una chica, llevarla a la cama y luego volver a quedar con ella si nos apetece. Esto no siempre es posible, pues muchas chicas prefieren esperar a conocer bien al chico con el que salen antes de acostarse con él. Si nos encontramos en una primera cita con una mujer así, será realmente difícil que consigamos follar con ella ese mismo día, aunque no es imposible. Lo ideal es quedar directamente con chicas más desinhibidas para asegurarnos pasar juntos un buen rato y conseguir nuestro objetivo.

Vamos a ver los pasos a seguir para conseguir acostarse con una mujer en la primera cita:

1. Asegúrate de quedar con chicas liberadas y atrevidas. Esto no te asegura que quieran acostarse contigo en la primera cita, pero si les gustas será mucho más probable que ellas mismas provoquen la situación. Si ya sabes que es eso lo que buscas, no te conformes con ligar con cualquier chica que te atraiga, intenta buscar a una que busque lo mismo que tú.

2. Siéntete seguro y vístete para triunfar. Esto significa, por un lado, que debes conseguir estar relajado, pues los nervios no son nada atractivos. Para ello haz aquello que sepas que te tranquiliza: meditación, pasear, una siesta, una infusión relajante…

Tu aspecto debe ser impecable pero transmitir también seguridad y relax, es decir, no te pases arreglándote demasiado, no vistas demasiado formal ni vayas bañado en perfume. Ponte algo que sepas que te queda bien y con lo que vayas cómodo, lo más importante es transmitir seguridad con tu presencia y que parezca que la situación no te preocupa ni te es extraña.

3. Organiza una cita original. Esto no significa ir a hacer escalada o a comer platos exóticos en el restaurante de moda, debe ser original pero con la seguridad de que le vaya a gustar. La idea para conseguir acostarse con una mujer en la primera cita es que lo pase realmente bien y que te vea como una persona interesante y con experiencia. Así, por ejemplo, podrías llevarla al cine al aire libre (si es verano), ir a visitar un mercadillo, a un evento social que haya en la ciudad, un bar karaoke, a jugar a billar… Cualquier cosa divertida que no sea el típico café o la típica cena. Esto no quita que antes o después podáis cenar juntos, verás el motivo en el siguiente punto…

4. Pasa con ella tanto tiempo como puedas. Por supuesto, si te dice que tiene que irse o notas que no está a gusto, no habrá vuelta atrás; así que lo ideal es hacer que lo pase bien con humor y actividades interesantes encadenadas. Si tras una actividad exitosa le propones cenar juntos, seguramente dirá que sí, y luego tal vez una copa en tu casa… La cuestión es pasar mucho rato juntos, pues cuanto más tiempo pase y más habléis, más cerca de ti se sentirá y mayor confianza te tendrá, ideal para que quiera acostarse contigo.

5. Muéstrate sexy toda la noche y «remata la faena». Sin pasarte de la raya (a no ser que notes que ella quiere), la idea es ir poco a poco lanzándole miradas cargadas de intención, mirarle los labios, ir acercándote cada vez más a ella, rozarle el brazo, el pelo… Si hay algún beso, mejor que mejor. Y, finalmente, invitarla a tu casa a tomar la última copa o el café (o infusión, o lo que haga falta). En ese momento debes mostrarte inocente pero pícaro, debes transmitirle la idea de que no llevas intención de acostarte con ella pero que no te importaría que ocurriera. Si ves que no lo tiene claro, puedes añadir algún comentario gracioso para relajar la situación, como: «No te preocupes, no dejaré que te aproveches de mí».

Si consigues seguir estos pasos bien, no dudes que conseguir acostarse con una mujer en la primera cita cada vez tendrá menos misterios para ti. 😉

¿Qué rasgo encuentran más sexy las mujeres?

Como fanático del sexo y de la seducción que me considero, siempre sigo investigando los últimos descubrimientos para estar al día y conseguir seducir mujeres mejor que nadie y vivir las mejores experiencias. Está claro hay personas que tenemos encanto de manera natural y, por supuesto, cuidar el físico siempre ayuda mucho a ser sexy, pero opino que la mente tiene un gran poder también en el juego de la seducción y hay trucos que pueden ayudar más de lo que se cree.

Una de las cosas que siempre me ha generado curiosidad es saber qué rasgos físicos ha de tener un hombre para resultar atractivo a una mujer. Está claro que ser guapo es algo que siempre va a jugar a tu favor, así como tener un buen cuerpo y cuidarlo con ejercicio y dieta. Pero todos hemos visto por la calle parejas que parecen no cuadrar, hombres normalitos al lado de mujeres despampanantes. Al verlos siempre piensas lo peor, que hay un interés que poco tiene que ver con la atracción física por parte de ella, y muchas veces será así, pero muchas otras no.

Sinceramente opino que realmente es posible conquistar a casi cualquier persona sin ser de manera natural especialmente sexy, simplemente aprendiendo a seducir y jugando tus cartas de la mejor manera posible. Y ahora he descubierto el resultado de un estudio que me ha parecido muy interesante y que refuerza, una vez más, mi punto de vista. Según parece, se ha descubierto que las mujeres encuentran más sexy y atractivo a un hombre con el rostro serio, mientras que los hombres encuentran más sexy y atractiva a una mujer sonriente. ¿No os parece interesante?

Este dato tan simple nos ayuda a saber que cuando queramos ligar es mejor no sonreír demasiado (un poco es necesario para no resultar amenazantes o inaccesibles) y que resultaremos más sexy y atractivos en las fotos en que salgamos serios. Yo, al menos, me lo apunto con letras rojas para el futuro. Por ejemplo, no voy a tardar nada en hacerme una foto muy sexy con rostro serio y mirada penetrante para subirla a Fuego de vida. ¡Veremos si se nota el efecto! Y vosotros, ¿conocéis algún truco para ser más sexy?

Conviértete en un seductor

Si tu mayor deseo en la vida es convertirte en un seductor y poder ligar con la chica que te propongas, debo decirte que yo lo he conseguido y que realmente vale la pena. Eso sí, como en todo, no existe un milagro que te cambie de un día para otro. El arte de la seducción requiere práctica, mucha práctica, pero, por suerte, es una práctica realmente divertida de llevar a cabo.

Voy a contarte un resumen de los trucos y consejos que a mí me han servido para llegar a ser el seductor que hoy en día soy, porque aunque conquistar no es una ciencia exacta, sí que hay cosas a evitar y otras muy útiles para tener éxito:

1. Sin miedo ni estrés: el primer paso y el más vital para convertirte en un seductor es conseguir controlar tu miedo para estar totalmente relajado y tranquilo cuando empieces a hablar con una chica. Olvídate de todo pensamiento negativo en ese momento y ármate con toda la seguridad que puedas para conseguir controlar la situación perfectamente. Puedes recurrir a métodos de relajación que, con el tiempo, te ayuden a controlar tus nervios en cualquier momento que lo necesites.

2. Habla con muchas chicas: si practicas hablando con muchas chicas siempre que tengas ocasión, conseguirás vencer tus miedos al mismo tiempo que aprenderás poco a poco qué les gusta y cómo debes tratarlas para tener éxito. En el trabajo, con tus amigas, en los bares, con la cajera del súper, con las amigas de tu hermana: habla con todas, saca conversación y pregúntales por su vida, será una práctica excelente. Si son chicas que no te interesan, mucho mejor, pues estarás más desinhibido y seguro.

3. Encuentra temas de conversación interesantes: busca aficiones y libros interesantes que te permitan adquirir una buena conversación que puedas utilizar en cualquier momento. A las mujeres les gustan los hombres cultos y, aunque no es necesario que tengas un master en física cuántica, saber un par de cosas interesantes te ayudará a impresionarlas. Háblales de ese deporte nuevo tan chulo que te gustaría practicar o de ese libro de psicología tan interesante que has leído y que les puedes prestar.

4. Consigue un fondo de armario interesante: al contrario de lo que se cree, para ser un seductor no hay que ir con traje y corbata a todas partes. Sin embargo, tener prendas elegantes pero acordes a cada situación te ayudará a ganar atractivo físico. Si utilizas prendas bonitas y originales llamarás la atención de las chicas, ¡pero ten mucho cuidado con llamar la atención demasiado! Huye de colores estridentes y de combinaciones imposibles, seguro que los dependientes de la tienda de ropa te podrán ayudar en tu misión.

5. El momento de la verdad: debes establecer un plan de acción para abordar a la chica que te guste, una manera con personalidad de establecer contacto sin asustarla pero que no sea con un piropo rancio. Por ejemplo, puedes empezar la conversación de una manera clásica como preguntarle cómo le ha ido el día y a partir de ahí sacarle conversación sobre los temas que ella comente. ¿Un día largo en el trabajo? Pregúntale de qué trabaja y si le gusta. ¿Se ha aburrido? Pregúntale si tiene hobbies y cuáles le gustaría tener. Centrarte en ella, intercalando datos interesantes y anécdotas graciosas es una combinación ganadora.

Cuando lleves un rato sabrás si quiere volver con sus amigas o si le has interesado. Importante: no fuerces la situación. Si notas que quiere irse, despídete de manera elegante y más tarde tendrás otra ocasión. Si la cosa va bien, puedes empezar a soltar algún comentario sobre lo bonito que es su vestido o lo increíble que es el color de sus ojos. Una vez más: huye de piropos rancios, la originalidad será tu aliada.